Caro capricho dulce el que se quiso dar un vecino de Elx al que la Policía Local interceptó el pasado día 25 de marzo en la zona de Carrús cuando estaba paseando por la calle.

Al preguntarle adónde se dirigía, el hombre aseguró que iba a un supermercado a comprar Nocilla. Los agentes, al comprobar que había supermercados más cercanos a su domicilio, interpuso una multa de 2.000 euros (1.000 euros si efectúa el pago en un plazo de 15 días) al hombre que un día antes del incidente también fue parado por "deambular por la vía pública sin justificación", según se especifica en la denuncia.