Última hora coronavirus Comunitat Valenciana: Datos a día 30 de marzo de 2020

Hay presión asistencial en las UCI pero no estamos como en otras comunidades. Es lo que vino a decir ayer la consellera de Sanidad, Ana Barceló, alejando el fantasma de estar entre ese puñado de regiones que, según el Ministerio de Sanidad, está en el límite de sus fuerzas sobre todo en capacidad de camas de críticos. Barceló puso cifras a esta premisa asegurando que las UCI valencianas (sin especificar por centros ni departamentos de salud, eso sí) estaban ahora al 63 % de capacidad con lo que había todavía pulmón para lo que podrían ser los peores días de la pandemia y con capacidad de seguir creciendo aún más dentro de los hospitales «incorporando nuevos espacios» como salas habilitadas o quirófanos, como ya adelantó Levante-EMV.

El hasta cuándo va a seguir creciendo esa demanda de camas de críticos es algo que sigue sin estar claro, sobre todo, cuando la curva de la pandemia parece no haber tocado techo en la C. Valenciana. Ayer se registraron 326 nuevos casos, menos de la mitad del pico de 750 del domingo aunque habrá que esperar para conocer si es solo una fluctuación de los datos por una bajada de ritmo en la realización de pruebas PCR en laboratorio (los datos son del sábado por la tarde al domingo por la tarde, en pleno fin de semana) o el inicio verdadero de una contención real de los contagios. Barceló aseguró que las medidas de confinamiento debían de estar influyendo pero era «muy pronto para saberlo» y había que esperar a los datos de los próximos días.

Con todo, las cifras que deben marcar la tendencia y preocupar a la hora de tener en cuenta mayores recursos son los de personas hospitalizadas y que necesitan entrar a UCI. El fin de semana se hospitalizaron a 168 personas más en la C. Valenciana por coronavirus y ya son 2.042, de ellas 27 personas en alguna UCI, con lo que ya hay 336 pacientes críticos. Los expertos recuerdan que, una vez bajen los nuevos contagios o, al menos, se estabilice su subida, las curvas de hospitalizados, críticos y, sobre todo fallecidos, seguirán su propio camino replicando la curva pero con unos días de margen por lo que, aunque se llegue al pico de contagios esta semana, puede que la mayor presión asistencial en UCI se vea pasadas dos o incluso tres semanas teniendo en cuenta los tiempos de incubación de la enfermedad tras el contagio y los tiempos de evolución de la propia enfermedad Covid-19 en la que es crítico el octavo día de síntomas.

En estas dos curvas sí se vio ayer un crecimiento más lento que en días anteriores. Desde el 25 de marzo, el ritmo de crecimiento de hospitalizados ha ido subiendo a razón de un 16 %, 19 %, 11 %, 19 % y 10 %; mientras que ayer el aumento bajó a un 8,9 %. Algo parecido sucede con el aumento de personas en UCI. El parámetro que, sin embargo, volvió a marcar un nuevo y triste récord fue el de fallecidos en 24 horas: 43 personas muertas.

Material «insuficiente»

Ante lo que viene, el acopio de recursos y material parece que llegaría a tiempo tanto el montaje de los hospitales de campaña (el de La Fe empieza a montarse mañana y estará para el 11 o 12 de abril aunque sin camas UCI, en contra de lo anunciado hasta ahora) como los respiradores donados y los comprados a China que están en camino. Faltan por llegar también nuevas remesas de equipos de protección y mascarillas, ya que el reparto de material por parte del ministerio es «insuficiente», según criticó ayer la consellera. Los profesionales siguen denunciando falta de material y un reparto poco equitativo mientras Sanidad prepara su informe para dar cuenta a los tribunales de lo Social ante los que ha sido denunciado por CESM para justificar por qué el personal está falto de 'armas' en esta 'guerra' contra el SARS-CoV-2.