Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Soy un luchador nato, pero sin los médicos no estaría hoy vivo"

George Dehottay, un residente de Calp de 69 años, le ha ganado la batalla al coronavirus: "No recuerdo nada de los dos primeros días; estuve muy grave"

George Dehottay sonríe tras superar el coronavirus.

George Dehottay sonríe tras superar el coronavirus. levante-emv

«Estoy feliz. Sé que sin el magnífico trabajo del equipo del hospital de Dénia no estaría hoy vivo». George Dehottay, un residente belga de Calp de 69 años (lleva 18 meses viviendo en España), le ha ganado la batalla al coronavirus. Ya ha recibido el alta y asegura que todas las noches, a las 20 horas, sale a la terraza de su casa de la urbanización de la Manzanera y aplaude con fuerza. «Voy a hacerlo todos los días. Quiero demostrar mi respeto y mi admiración por los profesionales sanitarios y también por los bomberos, los policías locales y los guardias civiles. Están desbordados y siguen ahí. Hacen un gran trabajo».

George recuerda que a principios de marzo ya empezó a sentirse mal. Sufría un fuerte dolor en los riñones. «Era como si tuviera piedras. Sentía un gran dolor y también tuve mucha fiebre. Fui al doctor de cabecera y me hicieron un análisis de orina. Encontraron restos de sangre».

El facultativo le recetó unos antibióticos, «pero no me hicieron ningún efecto». «Cuatro días después empecé a tener fuertes dolores de cabeza. La fiebre me subió a 39,8 ºC. Volví al médico y me dijo que tenía que ir el hospital, que lo que tenía era algo diferente». A partir de ahí, todo se precipitó. El jueves 12 de marzo George ya no podía soportar los intensos dolores. Un amigo lo llevó de madrugada a Urgencias del hospital de Dénia. «Es curioso: no me acuerdo de nada de lo que ocurrió en esos dos primeros días. De nada. No puedo explicarte qué pasó, ni lo que sentí, ni nada. Lo que sí que sé es que estuve muy grave», afirma.

Este paciente permaneció tres días ingresado en la UCI. Luego lo trasladaron a la planta de hospitalización que el hospital ha habilitado para enfermos de coronavirus. «Debo decir que el fantástico equipo del hospital de Dénia me ha salvado la vida. Su trabajo y dedicación son extraordinarios», destaca este residente belga de Calp.

Recuerda que tras esos dos primeros días en blanco, de los que no recuerda absolutamente nada, empezó a tomar conciencia de que estaba ingresado y que se hallaba grave. «Toda mi vida me pasó por la cabeza. Fue como una película».

George Dehottay advierte de que él es «un luchador nato», pero confiesa que la pelea contra la Covid-19 la tenía perdida. «Por mí mismo no la hubiera ganado nunca. Tengo mucha fuerza de voluntad. Pero es imposible. Sin la profesionalidad y el buen hacer del equipo del hospital de Dénia no estaría ahora vivo. Esta batalla la he ganado gracias a ellos».

Se declara feliz de haber recibido ya el alta y de regresar a su casa de la Manzanera en Calp. Sigue con mucho interés cómo evoluciona la lucha contra este «terrible virus». Y se muestra convencido de que los vecinos pueden colaborar de forma muy importante. Él le ha visto la cara al coronavirus y sabe bien de lo que habla.

«Hay que cuidarse y protegerse»

«Ahora mismo mi único mensaje es que hay que cuidarse, protegerse y quedarse en casa. Es la mejor manera de ayudar a que todo esto pase. Pero también quiero decir que si alguien se encuentra mal y se ha contagiado debe llamar a los teléfonos especiales que se han puesto a disposición de la gente. En mi caso, me ayudó mucho tener la voluntad de luchar contra el virus. Y lo que da tranquilidad es saber que aquí hay unos profesionales sanitarios excelentes», aconseja este residente calpino.

Toda la información sobre el coronavirus en Valencia y en España

Así está la curva de la pandemia hoy¿Tengo que descalzarme al llegar a casa?: respondemos a todas tus dudas

Nuevos horarios y normas de los supermercados: cuándo y cómo ir a comprar

Mapa del coronavirus: así avanza por el España y el resto del mundo

Compartir el artículo

stats