Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ojos sanos en la distancia

Un médico especialista de Xàtiva se ofrece para atender las consultas de pacientes por teléfono

Antonio López Alemany, en una imagen de archivo en un acto cultural en Xàtiva.

Antonio López Alemany, en una imagen de archivo en un acto cultural en Xàtiva. perales iborra

La atención casi exclusiva que requiere el coronavirus ha puesto patas arriba al resto del servicio médico de los hospitales y centros de salud. Salvo en las urgencias más graves que puedan comprometer la vida del paciente, los recursos sanitarios están volcados en la atención a los pacientes de Covid-19. Una situación que provoca cierto estrés en aquellos que ven cómo su dolencia queda en un segundo plano. Frente a ello, la iniciativa particular. Antonio López Alemany, reconocido oftalmólogo de Xàtiva y un vecino muy activo en la vida social de la localidad „es propietario de la histórica editorial Ulleye y organiza el Congrés d'Art i Història de Xàtiva y el Simposi Víctimas del Bombardeig, entre otras iniciativas„, ha puesto a disposición de la ciudadanía de la capital de la Costera un servicio telefónico en el que atiende directamente a los vecinos y vecinas que así lo requieran. Una consulta de oftalmología a distancia y gratis.

Se trata, según reconoce el mismo López Alemany, de un servicio más orientado a tranquilizar a los afectados que a la atención oftalmóloga propiamente dicha, un ámbito de la medicina poco proclive a generar urgencias que requieran un tratamiento. «De momento, tan solo he tenido que atender dos casos que se podrían considerar de urgencia», explicaba ayer a este diario. «No obstante, que las consultas de controles rutinarios no urgentes en hospital se hayan pospuesto, ha generado cierta inquietud en algunos pacientes. Hay personas que tienen dudas sobre su dolencia, los tratamientos... Queríamos poner nuestro pequeño grano de arena, con información para la ciudadanía, para contribuir a mantener cierta tranquilidad hasta que todo vuelva a la normalidad», explayó el doctor. López Alemany se encarga así de cubrir las sesiones presenciales que serían tan solo informativas, de modo que aleja la posible sensación de desatención que puedan encontrar los pacientes con problemas de vista a quienes se les han pospuesto sus citas, de manera indefinida.

Recomendaciones de cuarentena

Las dolencias oculares que puedan surgir durante el periodo de confinamiento deben ser observadas antes de acudir a un centro sanitario, según indicó López Alemany. Se trata casi siempre de lesiones traumatológicas; mayormente, cuerpos extraños que puedan entrar en el ojo. En estos casos, tal y como explicaba el médico, la aplicación de una solución salina, o en caso de no contar con ello, tan solo de agua, debe bastar para enjuagar y limpiar el globo ocular de este cuerpo extraño, que resulta molesto pero no entraña un peligro grave. «Lo fundamental es no ponerse nervioso solo porque el ojo empiece a picar», incidió. Sin embargo, con la salpicadura de productos propios de la limpieza, como la lejía, sí se ha de tener más cuidado. «Hay que irrigar de forma profusa el ojo, para limpiarlo, y a continuación consultar cuanto antes con un especialista», indicó López Alemany. Las dolencias más graves, «nada frecuentes», como la pérdida de visión, crisis de dolor agudas o la segregación anormal de líquido, también han de ser tratadas.

Por otro lado, para cuidar la vista del exceso de pantallas al que somete la cuarentena, López Alemany recomendó adquirir hábitos como descansar la vista cada veinte minutos, enfocándola hacia algün objeto más lejano.

Compartir el artículo

stats