Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los hoteles medicalizados serán las 'arcas de Noé' para los más vulnerables

Los trabajadores sociales entregan el protocolo para derivar enfermos que Sanidad deberá validar

17

Los pacientes leves de la COVID-19 pasan su cuarentena en hoteles

Personas sin hogar o con una vivienda inadecuada para las medidas de aislamiento, sin red de apoyo familiar o víctimas de la violencia. Este es el perfil social de la población que será derivada a los hoteles medicalizados de la C. Valenciana si la Conselleria de Sanidad da el visto bueno definitivo.

Los trabajadores sociales ya han presentado el protocolo para reconvertir los hoteles medicalizados en un «arca de Noé» para los más vulnerables y piden coordinación para poder atender adecuadamente a estos pacientes.

El documento, que ha sido elaborado por los tres colegios oficiales de Trabajo Social de la C. Valenciana y la delegación de la Asociación Española de Trabajo Social y Salud, busca asegurar el cumplimiento de las medidas de aislamiento de los pacientes infectados cuyas circunstancias personales les impiden permanecer en su domicilio.

Igualmente, han pedido que se nombre un coordinador de Trabajo Social sanitario en los servicios centrales, además de un coordinador de referencia en atención primaria y otro en atención especializada de cada departamento de salud, lo que a juicio de los profesionales «agilizaría el flujo de información y permitiría mejorar la gestión social de la crisis de la covid-19, dirigida sobre todo a las personas más vulnerables».

El documento se ha presentado esta semana al Consell en el transcurso de una reunión telemática mantenida con la secretaria autonómica de Salud Pública y del Sistema Sanitario Público, Isaura Navarro. Sanidad todavía no lo ha aprobado pero los trabajadores sociales confían en que empiece a aplicarse pronto.

Perfiles

El protocolo, al que ha tenido acceso Levante-EMV, incluye los perfiles sociales de la población candidata para la asistencia en hoteles medicalizados, siempre que la persona sea autónoma para sus necesidades básicas y comprenda las indicaciones de aislamiento -sin deterioro cognitivos-.

El documento propone que estas plazas sean ocupadas por personas que viven solas, «sin red de apoyo familiar o social o red de apoyo frágil y sin medios para el cumplimiento correcto del aislamiento domiciliario».

También personas con viviendas inadecuadas para medidas de aislamiento social -insalubridad, hacinamiento, baño compartido...- o que son víctimas de cualquier tipo de violencia. El documento amplía la asistencia a cuidadores que conviven con una persona vulnerable y que al convivir con ella la pone en riesgo -menores, mayores, personas dependientes-. Además, piden extender el perfil social a personas sin hogar o procedentes de albergues -se valorará en cada caso- o en situación de tránsito -turistas o migrantes no asentados-.

El documento establece que los profesionales sanitarios identificarán a los pacientes que cumplan con estos requisitos y, mediante un cuestionario de cribado social, se podrán derivar a los hoteles medicalizados. Para el ingreso se realizará un informe de valoración social que deberá confirmar que el paciente no puede cumplir con los criterios de aislamiento domiciliario. Los trabajadores sociales también asegurarán que el paciente esté informado y comprenda las condiciones de aislamiento en el hotel medicalizado.

Al alta del paciente, el trabajador social emitirá un informe para la movilización de los recursos comunitarios necesarios y lo derivará al centro de salud para su seguimiento.

Los colegios de Trabajo Social han destacado la importancia de «conocer las situaciones sociales de las personas para poder garantizar su aislamiento y, según el caso, realizar intervención social adecuada».

Además de pedir que se elabore un plan de contingencia para el Trabajo Social sanitario «como instrumento facilitador de la cobertura de atención social en todo el territorio», han trasladado a Sanidad su preocupación por el «aumento de situaciones de extrema vulnerabilidad a raíz de la emergencia sanitaria y la declaración del estado de alarma».

El Consell ha llegado a un acuerdo con diversas compañías hoteleras para que reciban pacientes. Se trata de una medida con la que se busca facilitar su alojamiento en un entorno seguro tanto para ellos como para sus familias.

Compartir el artículo

stats