Lograr la supervivencia del comercio local es el objetivo que se han fijado en Sagunt tanto el ayuntamiento como las diversas asociaciones del sector. En un momento en el que las persianas bajadas son mayoría y se añora el ambiente que generan las tiendas, el Consejo Asesor de Comercio ha apostado por centrar todos los esfuerzos en campañas que incentiven las compras en la ciudad.

Esto supondrá reorientar gastos previstos ya por el ayuntamiento para otros objetivos, como los 100.000 euros reservados para promover la digitalización de las tiendas o la reforzada Gala del Comercio que esta vez iba a durar todo un fin de semana, en lugar de una tarde. La concejala del ramo, Gloria Parra, reconocía este extremo a Levante-EMV tras una reunión telemática del Consejo Asesor que se prolongó tres horas y que, según afirma, «sirvió para reforzar la esperanza en sacar esto adelante y reactivar el comercio».

La idea es impulsar una campaña de dinamización para potenciar el consumo local, cuando se permita abrir los comercios , y otra de sensibilización. «Queremos conmover a la ciudadanía y provocar un espíritu de solidaridad y de revisar los hábitos de consumo, pues comprar en el pequeño comercio local es un hábito muy responsable, solidario y ecologista que evitará tener una ciudad como hoy, con todo cerrado, una imagen desoladora y una ciudad gris», decía.

También se va a valorar una inversión municipal en elementos de seguridad, como mamparas. «Lo importante es que sobrevivan, fomentar las compras con seguridad e intentar ayudarles para que, además de estar pasándolo mal, no deban soportar todo el gasto para garantizar su protección», añadía Parra.