Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El cierre del Safari Aitana pone en riesgo la alimentación de sus 500 animales

Los responsables han iniciado una campaña para lograr fondos con donativos o entradas anticipadas y se plantean hipotecar el parque

38

Un safari al límite por el coronavirus

El cierre del Safari Aitana como consecuencia del estado de alarma decretado por la crisis del coronavirus ha puesto en riesgo la alimentación de sus 500 animales. Los responsables de las instalaciones han iniciado una campaña para recaudar fondos a través de donativos o entradas anticipadas, al tiempo que se plantean hipotecar el parque si la clausura se mantiene durante mucho tiempo. El llamamiento está teniendo resultados, toda vez que ya se han recogido alrededor de 3.000 euros y entidades como las mancomunidades de municipios de l'Alcoià y El Comtat y el Xarpolar se han movilizado para realizar aportaciones.

El estado de alarma decretado por el coronavirus y las medidas de confinamiento también han afectado al Safari Aitana, situado en el término municipal de Penàguila, que ha tenido que cerrar sus puertas al público. La clausura obligada ha supuesto un duro golpe para la empresa que gestiona las instalaciones, toda vez que la caída en picado de los ingresos ha complicado y mucho la alimentación de los 50o animales del parque. Tigres, leones, camellos, hipopótamos, jirafas, elefantes, monos y un sinfín de otras especies siguen requiriendo los cuidados de siempre, pero el dinero ya no llega.

Este es el motivo que ha llevado al Safari a poner en marcha una campaña para recaudar fondos. Así lo explica Montse Alcaraz, jefa de administración, quien señala que «nuestra primera intención fue la de pedir un crédito, pero en las actuales circunstancias los trámites son muy complicados y no sabemos cuando va a llegar. Es por ello por el que hemos recurrido a poner en marcha una campaña de donativos y entradas anticipadas, con el objetivo inicial de recaudar 10.000 euros para la alimentación y manutención de los animales». Todo ello después de haber reducido temporalmente la plantilla a través de un ERTE, «lo que para nosotros ha sido una decisión muy dura y difícil de tomar».

La respuesta a la campaña, con todo, está siendo positiva, ya que según señala Montse, «llevamos recogidos 3.000 euros. Han sido numerosas las entidades y gente a nivel particular, sobre todo clientes habituales, que han secundado la iniciativa».

Paralelamente, las mancomunidades de l'Alcoià y El Comtat y el Xarpolar también se están movilizando para que los pequeños municipios que las conforman realicen aportaciones. Ambas han remitido un escrito conjunto a los ayuntamientos informándoles de los descuentos ofrecidos por el safari en la compra de entradas anticipadas. El presidente del Xarpolar, Quico Fenollar destaca que «con las aportaciones que se puedan conseguir, tanto de forma particular como desde las entidades públicas, podremos ayudar y colaborar con otro de tantos sectores que se han visto golpeados por la situación que estamos atravesando, asegurando la alimentación y supervivencia de los animales que habitan el safari y posteriormente favoreciendo el turismo al realizar las correspondientes visitas con las entradas adquiridas».

Desde el parque, asegura Montse Alcaraz, se va a hacer todo lo posible por mantener a sus inquilinos, incluso hipotecando las fincas en las que se asienta. Con todo, confían en que la clausura no se prolongue mucho en el tiempo.

Más información sobre el coronavirus en València

El coronavirus se cobra 18 vidas más en la C. Valenciana

La C. Valenciana estará preparada "en los próximos días" para la desescalada

VÍDEO: Los parques de València se llenan de niños y niñas

El Ayuntamiento de València comenzará a sancionar hoy a las familias que no cumplan las normas

Recuperados: en la salida del túnel de la covid-19

Compartir el artículo

stats