La Confederación de Asociaciones de Vecinos de la Comunidad Valenciana (CAVE-COVA expresó ayer su «preocupación» por la desescalada en el sistema sanitario y pidió que, para encarar este proceso, se refuercen los recursos de Atención Primaria y se normalice el servicio de los centros hospitalarios.

La entidad ha recogido de diferentes poblaciones algunas quejas de los usuarios de Centros de Salud en relación a los contactos telefónicos.

Algunas de ellas se refieren a la atención telefónica y la suspensión de las visitas presenciales. CAVE-COVA denunciaba «la tardanza en la respuestas, al estar mucho tiempo comunicando, aunque es cierto que a lo largo del mismo día suelen contestar».

Esta cuestión «tiene especial relevancia en los enfermos crónicos que necesitan un seguimiento de su médico de familia, lo que está generando angustia en ellos. Este aspecto debe y puede corregirse de inmediato». Y de cara a la desescalada y al importante papel que la administración ha avanzado que tendrá la Atención Primaria, el colectivo destacó que «harán falta los medios necesarios reforzando los actuales de forma importante y, sobre todo, abrir cauces de participación al movimiento vecinal poniendo en marcha el Consejo de Salud de cada centro de Atención Primaria». europa press valència