Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Uno de cada cuatro trabajadores de la Ribera está afectado por un ERTE

Los sindicatos alertan de que una tasa de temporalidad del 25 % y más de un 15 % de contratos a tiempo parcial son factores de vulnerabilidad ante la crisis

Uno de cada cuatro trabajadores de la Ribera está afectado por un ERTE

Uno de cada cuatro trabajadores de la Ribera se ha visto afectado por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) durante la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus, lo que se traduce en cerca de 20.000 personas, según el balance que ayer realizaron los sindicatos mayoritarios, UGT y CC OO, a las puertas de un 1 de mayo que aprovecharán para reivindicar los sistemas públicos del estado de bienestar, «que hoy más que nunca se ha demostrado que son esenciales», subrayaron, y un nuevo modelo de productivo que genere empleo «digno» frente a un mercado laboral que presenta en la Ribera «unas tasas de temporalidad inadmisibles».

«Tenemos una tasa de temporalidad altísima. En el primer trimestre, un 24,62 % de los cotizantes a la Seguridad Social tenía contratos temporales, aunque en el caso de las mujeres alcanza el 26,78 %, y sigue subiendo, lo que representa un elemento de fragilidad de cara a la salida de la crisis ya que estos trabajadores son los primeros en ser expulsados del empleo», advirtió el secretario comarcal de UGT, Raül Roselló, que compareció junto a su homólogo en CC OO, Josep Antoni Carrascosa, en rueda de prensa por videoconferencia. Carrascosa estimó que más de 3.000 empresas han presentado expedientes temporales en la Ribera. El 87 % pertenece al sector servicios y, mayoritariamente, están vinculadas a la hostelería, explicó.

Roselló, por otra parte, denunció que los contratos a tiempo parcial «se están extendiendo de forma no justificada en muchos casos» y se dan especialmente en el empleo femenino hasta el punto que, según detalló, «una de cada tres mujeres que trabaja en la Ribera lo hace a tiempo parcial porque no tiene más remedio, no por voluntad propia». En concreto, el informe elaborado por los sindicados señala que los contratos a tiempo parcial representan en el primer trimestre del año un 15,38 % en el conjunto de los dos sexos, si bien en el caso de las mujeres se disparan hasta un 28 %.

Los dirigentes sindicales expresaron su preocupación por las consecuencias de la pandemia en el empleo, ya que auguran un repunte significativo del paro en el segundo semestre del año -el número de cotizantes en el régimen general se ha reducido en 3.651 personas en marzo respecto del trimestre del año anterior a pesar que sólo habían transcurrido 15 días del estado de alarma- y señalaron que, aunque es difícil predecir el alcance y duración de la crisis, los sistemas de protección social y los planes públicos de empleo «deberían considerar la posibilidad de que en el segundo semestre el año se alcancen tasas de paro EPA de cinco a siete puntos superiores a los máximos del año pasado, cuyo pico en la Ribera se situó alrededor del 16 %». En este sentido, reclamaron que «proteger el empleo debe ser una prioridad».

Tejido de microempresas

Roselló y Carrascosa también mostraron su preocupación por la capacidad de las microempresas para resistir la actual coyuntura y para garantizar las condiciones de seguridad a sus trabajadores en el regreso a la actividad. En este sentido, el informe sobre la situación económica de la Ribera señala que las características del tejido productivo, con una amplia presencia de la microempresa, representa junto a la temporalidad y la parcialidad de los contratos otro factor de vulnerabilidad ante la crisis. Un 85,32 % de las 7.466 empresas que en el primer trimestre del año se contabilizan en la comarca tienen menos de diez trabajadores. «Es importante señalar que estas empresas con menos de diez trabajadores, las más frágiles para mantener el empleo y las condiciones de trabajo seguras, empleaban en la Ribera a 16.308 trabajadores, el 22,67 % del total», indicen los sindicatos.

Los sindicatos se disponen a celebrar hoy el Día Internacional del Trabajo en un escenario insólito por el confinamiento de la población y emplazaron a la participación de forma virtual.

Compartir el artículo

stats