La diputada Pilar Lima reabrió ayer la carrera hacia la secretaría general de Podem tras la reactivación de los procesos internos que permanecían bloqueados desde marzo por la pandemia de la Covid-19. Como anunció el viernes el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, el congreso estatal previsto de manera telemática entre el 15 y el 21 de mayo dará paso en junio al cónclave autonómico, en el que se decidirá la nueva dirección que asume el control del partido en la C. Valenciana, regido por una gestora desde la dimisión del anterior secretario general, Antonio Estañ, en noviembre.

A la espera de movimientos desde otros sectores que despejarán la incógnita sobre el número de aspirantes a las primarias, la única candidata que se había postulado oficialmente para tomar las riendas la organización antes de la declaración del estado de alarma es Lima, que ha reiterado su voluntad de concurrir al proceso bajo el objetivo de construir «un Podem que cuente con todos y todas».

«Es fundamental que pongamos por delante un puente entre la militancia y las instituciones y que haya un diálogo constante», defendió ayer la diputada, que también aspira a formar parte de la próxima ejecutiva liderada por Iglesias a nivel estatal. Lima ha sido militante de Podemos desde sus inicios y activista social desde mucho antes. Ayer, la candidata puso el acento en la necesidad de «un Podemos inclusivo y, sobre todo, plural» que ponga más atención en la relación directa y constante con la militancia y que fortalezca «un partido que nació de la gente y para la gente». La diputada asegura que «cada medida aprobada, cada logro de Podemos en el Gobierno estatal o de Podem en la Generalitat» es de las bases. En este contexto, Lima sostiene que la crisis exige la necesidad de «un partido fuerte y en las mejores condiciones», a tiempo que señala la importancia de «consolidar las redes populares, el apoyo de los y las vecinas, de las iniciativas de los barrios y de lo colectivo para hacer frente a esta y a cualquier crisis».

El nuevo calendario aprobado por los podemitas establece el 24 mayo como fecha para la publicación de los reglamentos de las asambleas autonómicas. La votación telemática para la elección de la nueva cúpula en la Comunitat Valenciana se celebrará entre el 12 al 17 junio y los resultados se conocerán el 19 junio. La reanudación del proceso estrecha los márgenes para presentar candidaturas, puesto que los aspirantes tienen hasta el 28 de mayo para registrarse antes de recibir la validación definitiva. A todo ello se suma el obstáculo que suponen las restricciones propias del estado de alarma, que impiden concentraciones y que obligan a una campaña prácticamente virtual sin grandes actos.

El reto de la unidad

El desafío de Podem pasa por superar la conflictividad interna y conseguir una unidad y una estabilidad orgánica hasta ahora muy complicadas. Aunque, de momento, solo Pilar Lima ha dado el paso para liderar la formación, antes del estado de alarma otro sector concentrado en torno a la portavoz parlamentaria Naiara Davó y el vicepresidente del Consell Rubén Martínez Dalmau tomó posiciones para articular una candidatura, de modo que es previsible una confrontación. Las tensiones internas de las últimas semanas se evidenciaron recientemente en la gestora con el cese de la directora general Ángela Ballester, propuesto por Dalmau.