Los principales referentes de Compromís pusieron ayer el foco en el sinsentido que supone que los valencianos queden relegados en el reparto del fondo no reembolsable de 16.000 millones porque no es una de las autonomías más afectadas por el covid cuando se deja a la mayor parte del territorio sin pasar de fase.

La vicepresidenta, Mónica Oltra; el portavoz en el Congreso, Joan Baldoví; el síndic en las Corts, Fran Ferri, y el alcalde de València, Joan Ribó, repitieron el argumento. Los principales dirigentes no fueron demasiado beligerantes con el Gobierno, al contrario que sus bases, concejales y militantes, que llevan días arremetiendo contra el Gobierno y la política centralista. Curiosamente uno de los más combativos es Enric Morera, pese a que su cargo de presidente de las Corts Valencianes le obligaría a ser de los más comedidos. Oltra dijo ayer que si para mejorar y pasar de fase en la Comunitat Valenciana se debe reforzar nuestra capacidad sanitaria, tendremos que recibir los fondos. «Si no estamos para pasar de fase, estamos para recibir los fondos, es sencillo, si estamos mal en algunas zonas de la Comunitat Valenciana para pasar de fase, tendremos que recibir el dinero del fondo no reembolsable, lo que queremos es claridad, transparencia y objetividad», aseguró.

«No es comprensible que para el dinero estemos bien pero para pasar de fase, no», remató Ribó que anunció que ha enviado una carta al ministro Illa para exigir que se revise de nuevo la documentación enviada por el Consell.