Unas declaraciones de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ayer por la mañana en el pleno del Congreso, en las que a una pregunta del portavoz de Compromís, Joan Baldoví, sobre financiación autonómica respondió que la coalición se «inventa problemas que no existen» generaron una tormenta política importante.

Los principales referentes de la coalición salieron en bloque contra la ministra. Incluso fuentes de la coalición apuntaron que se abría un nuevo escenario en la política de pactos con el Gobierno porque estas declaraciones suponían un punto de inflexión. El propio Baldoví amagaba con retirar el apoyo en las votaciones del estado de alarma y los decretos a convalidar si la ministra no rectificaba.

Por la tarde se reunía la comisión de coordinación institucional de Compromís, en un encuentro ya convocado con anterioridad, en el que se decidió retirar el apoyo al Gobierno en las próximas votaciones en el Congreso si no se adquiere un compromiso explícito en distintas cuestiones.

Una es que el reparto del fondo creado para las autonomías en la lucha contra el coronavirus se haga en relación con la población para que todos los territorios tengan los mismos recursos.

También se reclama el establecimiento de mecanismos de cogobernanza para que la Generalitat influya y tenga capacidad de decisión en las fases de la desescalada porque es la administración que mejor conoce el territorio. Y que el ingreso mínimo vital que prepara el Gobierno de España se gestione conjuntamente con los gobiernos autonómicos.

Fuentes socialistas matizaron que la ministra se estaba refiriendo a que no se «inventen víctimas que no existen» porque en ese momento hablaba sobre el coronavirus y del reparto de 10.000 de los 16.000 millones anunciados por Pedro Sánchez.

Pero Compromís incidía en el tono de la ministra, que consideró ofensivo e indignante, incluso un insulto a los valencianos y mantuvo el pulso. Montero le había dicho a Baldoví en el mismo pleno que no enredara, lo que aún agitó más las aguas. «Solo queremos que nos dejen de tratar como ciudadanos de segunda», añadió Baldoví en varias entrevistas.

Hacienda matiza a la ministra

Fuentes del Ministerio de Hacienda señalaron ayer por la tarde que María Jesús Montero había puesto en valor en su réplica a Baldoví la relevancia del Fondo No Reembolsable de 16.000 millones que el Gobierno de España pondrá en marcha para cubrir el incremento del gasto sanitario y la caída de los ingresos propios generados por la pandemia. Y señalaron que diversos dirigentes de Compromís habían sacado de contexto la frase «no inventemos problemas que no existen» cuando la ministra no se refería al sistema de financiación en su réplica. De hecho, había remarcado que el fondo no reembolsable de 16.000 millones es adicional y está desligado del modelo de financiación.

Añaden que la ministra de Hacienda es consciente de que es necesario reformar el sistema de financiación autonómica y en diversas ocasiones ha denunciado que las diferencias que genera en recursos por habitante no son razonables. Es más, la propia ministra de Hacienda ha reconocido públicamente de forma reiterada que la Comunidad Valenciana está infrafinanciada. De hecho, el pasado mes de febrero señaló en la Comisión de Hacienda del Congreso que la C. Valenciana «es de las comunidades más perjudicadas por el modelo de financiación, por no decir la más perjudicada».

Cargos como Mónica Oltra, Joan Ribó, Fran Ferri, Mónica Álvaro, Enric Morera y muchos otros criticaron las palabras de la ministra durante todo el día en redes sociales. El vídeo está disponible en la web de este diario.