Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Quince municipios deberán restringir el paso de vehículos contaminantes en 3 años

La nueva Ley de Cambio Climático contempla que 148 localidades de toda España con más de 50.000 habitantes tengan que establecer Zonas de Bajas Emisiones no más allá de 2023 como Barcelona o Madrid para reducir los gases de efecto invernadero

En Ciutat Vella solo se permitirá el paso a los vehículos de residentes cuando las cámaras de control de matrículas se activen. f. bustamante

Quince municipios de la Comunitat Valenciana deberán establecer una Zona de Bajas Emisiones, al estilo de Madrid Central o en la ZBE de Barcelona, con restriciones a los vehículos más contaminantes y multas por los incumplimientos. Así lo contempla la futura Ley de Cambio Climático y Transición Energética de ámbito estatal. Una medida que afectará en toda España a 148 localidades, con seis valencianas situadas entre las cien primeras: València, Alicante, Elche, Castelló, Torrent y Orihuela. La nueva normativa, impulsada por la ministra Teresa Ribera, establece que esos consistorios deberán introducir en la ordenación urbana medidas para reducir los gases de efecto invernadero procedente del tráfico rodado nunca más allá de 2023.

El objetivo del Ministerio para la Transición Ecológica persigue recortar las emisiones netas de dióxido de carbono (CO2) un 20% respecto a 1990 para 2030. El documento, presentado hace dos semanas, advierte de que la regresión de esas franjas urbanas de baja polución ya existentes «deberá contar con el informe previo del ministerio y del órgano autonómico competente en protección medioambiental». Entre las ciudades valencianas que deberán avanzar en la iniciativa ministerial se encuentran las tres capitales de provincia, Alicante, Castelló y València. También aquellas con mayor volumen de población como Elche, Torrevieja, Torrent y Orihuela, seguidas por Gandia, Paterna, Benidorm, Sagunt, Alcoi, Sant Vicent del Raspeig, Elda y Villarreal.

Alzira, Mislata y Denia, casi

Muy cerca, pero sin la obligación a la que obliga esta ley, se encuentran poblaciones como Alzira, Mislata y Denia, que no superan los 45.000 habitantes según el último censo de 2019. Con su remisión a las Cortes por parte del Consejo de Ministros, se inicia la tramitación parlamentaria del primer proyecto legislativo para que España alcance la neutralidad de emisiones de dióxido de carbono no más tarde de 2050.

Serios problemas respiratorios

Las zonas de baja emisión son, a menudo, la vía más efectiva para mejorar la contaminación del aire. Se reducen las emisiones de partículas finas, como el dióxido de nitrógeno, que provoca serios problemas respiratorios y causa miles de muertos al año. Un informe de Ecologistas en Acción que recoge el Miteco concluye que ni siquiera con todas estas medidas es suficiente para paliar el problema de la polución ambiental. «Para lograrlo, las ZBE deben estar acompañadas de otras medidas que fomenten la disminución del uso del vehículo privado: mejoras de calidad de los espacios urbanos y accesos peatonales, infraestructura ciclista y mejoras sustanciales en el transporte público», señala el documento.

València ya ha ido dando pasos en ese sentido. Para eliminar el tráfico oportunista en el centro histórico ha instalado un sistema de cámaras de identificación de matrículas en cinco puntos de acceso a los barrios de El Carme y el Mercat. Algo que limitará el paso solo de los vehículos de residentes, aunque aún no funciona.

Compartir el artículo

stats