Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La desescalada escolar toma velocidad con los grupos de 10 alumnos

Las plataformas educativas valencianas transmiten su satisfacción por el camino a la normalidad y ven con optimismo el siguiente curso

Alumnos en un instituto de Alcoi, el pasado jueves.

Alumnos en un instituto de Alcoi, el pasado jueves. levante-emv

Diez días después de la resolusión de la Secretaría Autonómica de Educación y Formación Profesional que dicta instrucciones de desescalada en la educación de la Comunitat Valenciana, la sensación generalizada en los centros educativos es que el escenario de una nueva normalidad a partir de septiembre es más que viable: la asistencia de grupos de hasta 10 alumnos en los últimos cursos de cada ciclo (6º de Primaria, 4º de ESO, 2º de Bachillerato, y 2º de los ciclos de FP), especialmente al alumnado con mayor brecha digital, se desarrolla con agilidad. Aún más fácil resulta la atención personalizada con tutorías y otras asistencias individulizadas a los alumnos para ayudar a recuperar el tiempo perdido. Es cierto que es un porcentaje pequeño en relación a todo el grueso de alumnos que abarca desde primero de Primaria hasta segundo de Bachiller, pero es un avance fundamental de cara a la normalidad que ha de volver en septiembre.

Los centros de la enseñanza pública y concertada se adaptan rápidamente a la situación, aunque es pronto para extraer conclusiones sobre el nuevo escenario que se divisa: de nuevo los colegios llenos de alumnos, pero siguiente unos protocolos para establecer barreras frente al SARS-Cov-2 «Al hacer un diseño con grupos de 10 alumnos, es verdad que resulta más complejo que si fuesen grupos completos. Como el horario establecido es de 9 a 13 horas, y hay muchos centros que tienen horarios de mañana, tarde y noche, exige una organización. La parte complicada era eso», explica Toni González, de la Asociación de directores de IES. «La atención personalizada al alumnado es mucho más sencilla y está resultando fundamental después de estar parados», añade.

«Estamos hablando de 4 o 6 grupos de 10 alumnos en el 7o o 80% de centros de enseñanza secundaria. Nuestra previsión es que a partir del 16 de junio vamos a poder tener un grupo de alumnos más numeroso para preparar selectividad, sólo en 2ª de Bachiller, coincidiendocon el inicio de la Fase 3», añade Toni González.

La conciliación familiar aparece como un concepto obligado en la desescalada recién comenzada en la educación valenciana. Lo sabe bien Màrius Fullana i Alfonso, presidente en funciones de la Confederación d'AMPA de País Valencià Gonzalo Naya. «De momento, es complicado. Hay que tener en cuenta que aquellas personas que trabajan en los servicios esenciales no estaban en casa y se lo han tenido que arreglar durante este tiempo con muchas dificultades. Hemos aguantado 3 meses porque hemos estado a tope al pie del cañón, pero para el curso que viene esto no puede ser igual», explica. «Estamos reclamando la presencialidad y la consellería es partidaria. Como el jueves hay comisión sectorial (la ministra de Educación se reúne con los consellers de cada comunidad autónoma), vamos a ver qué pasos se dan, porque es el momento de ponerse seriamente con el curso que viene. Habrán diferentes escenarios», apostilla Màrius. «Si trabajamos y los escolares se quedasen en casa a partir se septiembre, ¿cómo se concilia eso? Sería necesaria una colaboración de las empresas con los horarios», explica.

Joaquina Barba, directora del de CEIP Francésc Carrós de la Font d'En Carrós y presidenta de la Asociación de directoras y directores de infantil y primaria por la provincia de Valencia, está muy satisfecha con la vuelta del 'presencialismo'. De hecho, sus 46 alumnos de sexto de Primaria acuden al completo en grupos de 10, durante 3 días a la semana, para reforzar materia. «Entran a las 10 y terminan a la 1. Han empezado esta semana. Vienen y hacemos acompañamiento emocional ante lo que hemos vivido, además de las clases de refuerzo en matemáticas, inglés, valenciano y castellano», explica.

Desde Feceval, patronal de la enseñanza concertada, la sensación es muy positiva. «Estamos recuperando a los alumnos que, por diversas causas, se habían quedado atrás. Como sus tutores han estado haciendo seguimiento individualizado, ahora es más fácil», afirma el presidente de la patronal, Alberto Villanueva. La normalidad, asegura, no puede esperar más de septiembre. «La consellería nos pidió opinión a las distintas plataformas y nosotros, como patronal, hemos pedido la normalidad. Desde los centros educativos hemos implantado todas las medidas dictadas por Sanidad, así que lo único que nos falta es que vengan los alumnos en el nuevo curso. Entendemos que, en la situación sanitaria actual, se puede volver a los centros con todos los protocolos». «El problema es que hay rechazo por parte de las familias por la vuelta a las aulas porque hemos pasado por una situación muy traumática. Por un lado hay temor, pero por ejemplo la gente está tomando con agrado que estemos recuperando a prácticamente un 40% del alumnado», añade.

Más información del coronavirus y la fase 2 y 3 en Valencia

ÚLTIMA HORA: Últimas noticias del coronavirus en Valencia y el inminente pase a la fase 3

La incidencia del coronavirus repunta en Castelló

Fase 3 en Valencia: todo lo que podrás hacer

Los ambulatorios valencianos abrirán por la tarde este verano

Un alcireño infectado de Covid-19: "He vuelto a nacer tras 64 días en la UCI"

Un hombre retiene y viola durante horas a una mujer en un chalé de Turís

Hartazgo en Sagunt: "Es una locura; salen bichos sin parar de todas partes"

Compartir el artículo

stats