Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Coronavirus en Valencia

"He vuelto a nacer tras 68 días en la UCI"

Un alcireño que ingresó en el Hospital de la Ribera el 26 de marzo se recupera tras aplicarle en la Fe la terapia de oxigenación con membrana extracorpórea - «Creo que he superado lo peor» - Salva Pinto pasa a planta e inicia ejercicios para volver a andar

"He vuelto a nacer tras 68 días en la UCI"

"He vuelto a nacer tras 68 días en la UCI"

«No sé cual es la fecha exacta, pero he vuelto a nacer y esto se tendrá que celebrar, aunque no voy a ser el mismo que el día 25 de marzo ni en ánimo ni en nada. Creo que he superado lo peor, pero si me quedo solo en la habitación me entran ganas de llorar». El alcireño Salva Pinto empieza a ver la luz al final del túnel tras una lucha titánica contra el coronavirusque le mantiene ingresado desde hace ya 75 días, de los que ha pasado 68 en la UCI y casi mes y medio insconsciente. El martes 2 de junio pasó a planta en el hospital la Fe, todavía con restos del SARS-Cov-2, y esta semana ha iniciado un proceso de recuperación que se presume largo. El lunes se levantó de la cama por primera vez. «Me temblaban las rodillas, pero la doctora me ha dicho que este viernes me quiere ver caminando», comenta.

«Lo hemos pasado muy mal», resume su mujer, Mª Jesús Bravo, que desde la semana pasada le acompaña en el hospital y que le ha ayudado a reconstruir los dos últimos meses y medio de su vida, de los que apenas tiene nociones. «Cuando me desperté pregunté qué hacía aquí porque no tenía nada roto ni había tenido ningún accidente, pero desde que antes del confinamiento me despedí de un amigo, todo lo que pienso que he visto son películas que no son reales, del paso por el Hospital de la Ribera ni me acuerdo», comenta Pinto para explicar la confusión que por momentos le aborda. Frente a su habitual carácter alegre y extrovertido, Salva Pinto se muestra decaído, fatigado, pero a la vez agradecido por las muestras de apoyo que a diario recibe desde Alzira, especialmente de personas vinculadas a las cofradías de Semana Santa -es el director de una banda de tambores que baraja ofrecerle un recibimiento el día que regrese a casa- y de amigos cultivados en las fallas o en su trabajo en una peluquería. «Todo eso me anima», reconoce. Se emociona al comentar que su primer objetivo al salir del hospital -estima que le pueden quedar al menos quince días más- será reencontrarse con los familiares a los que solo ha podido ver por videollamada desde que a mediados de marzo se decretara el confinamiento. «Se echa de menos», confiesa.

Su vida cambió de repente unos días después. Un poco de fiebre y dolor en las extremidades que apuntaban a una gripe -«siempre le suele pasar en Fallas», comenta Mª Jesús- se fueron complicando tras una aparente mejoría que le hizo no acudir al médico. Perdió el gusto, también el apetito y finalmente una SAMU le acabó traslando al hospital de Alzira, donde el 26 de marzo entraba directamente en la UCI «muy justito y ya entubado». «A los seis o siete días me llamó la doctora muy apurada y me dijo que lo mejor que le podía pasar era que en la Fe le aplicaran la técnica de oxigenación con membrana extracorpórea (ECMO). Afortundamente vieron que tenía 48 años y tenía posibilidades», comenta Mª Jesús.

El Hospital la Fe es el centro de referencia para aplicar esta terapia «de rescate» cuando el paciente no responde al tratamiento convencional y el ventilador resulta insuficiente. «Nos dijeron que era para ganar tiempo para que los pulmones se desinflamaran porque no funcionaban. Llegó un momento en que no iba a peor, pero tampoco mejoraba. Creo que esa máquina ha hecho mucho por él. Uno de los peores días de mi vida fue cuando me dijeron que se saturaba mucho, que tenía arritmias y habían tenido que reanimarle, y también había sufrido derrames pleurales», destalla la esposa de Pinto, que reconoce que habido momentos en los que perdía la esperanza.

«Los médicos de la Fe nos decían que mientras él estuviera había esperanzas, que estaba muy fastidiado, pero que mientras tuviera esa fortaleza lucharían por él, también que les estaba haciendo sudar mucho la camisa», relata Mª Jesús. «Los médicos me han dicho que me quedarán secuelas en los pulmones, yo creo que he superado lo peor y me encuentro bastante bien», expone Salva Pinto.

Más información del coronavirus y la fase 2 y 3 en Valencia

ÚLTIMA HORA: Últimas noticias del coronavirus en Valencia y el inminente pase a la fase 3

La incidencia del coronavirus repunta en Castelló

Fase 3 en Valencia: todo lo que podrás hacer

Los ambulatorios valencianos abrirán por la tarde este verano

Desescalada escolar con grupos de 10 alumnos

Un hombre retiene y viola durante horas a una mujer en un chalé de Turís

Hartazgo en Sagunt: "Es una locura; salen bichos sin parar de todas partes"

Compartir el artículo

stats