La vicepresidenta valenciana, Mónica Oltra, ha defendido este martes que la regularización de la situación de los 629 migrantes que llegaron a España en junio de 2018 a bordo del 'Aquarius' "es un imperativo legal, político y moral", por lo que ha instado al Gobierno a agilizar el proceso administrativo.

Oltra ha asegurado que comprende la reclamación de la asociación Aquarius Supervivientes 2018 por la falta de papeles dos años después, aunque ha destacado la "sensibilidad" de la secretaria de Estado de Migraciones para facilitar la puesta en marcha de la documentación.

El 'Aquarius' arribó a València tras el ofrecimiento del alcalde, Joan Ribó, como puerto seguro mientras "ningún país admitía su entrada". "Un barco a la deriva en el Mediterráneo con hombres, mujeres embarazadas y niños, personas al límite de sus fuerzas físicas y con historias muy dolorosas", ha manifestado en declaraciones a Europa Press tras la presentación de los cupones 'La ilusión puede con todo' de la ONCE.

La también consellera de Políticas Inclusivas ha hecho hincapié en que nadie puede imaginar lo que tuvieron que afrontar hasta llegar a España, "sobre todo la travesía por el desierto de Libia con experiencias de esclavitud, trata sexual y violaciones antes de embarcar".

Ha insistido en que no pueden tener la consideración de inmigrantes irregulares porque "fue precisamente el Gobierno quien aceptó la oferta del alcalde y de la Generalitat" y entran dentro de los supuestos extraordinarios para una regulación administrativa. Y ha achacado sus críticas de "utilización política" al tiempo de espera.

Apela a la sensibilidad del Gobierno

Por todo ello, la coportavoz de Compromís ha mantenido que España debe ser "sensible" a esta reivindicación y ha confiado en que su situación se solucione pronto. "La Generalitat y el Ayuntamiento de València hemos cumplido nuestra labor de acogida dentro de nuestras competencias", ha subrayado, mientras la competencia administrativa es del Gobierno.

Ha resaltado así la labor de acogida por parte del Consell durante estos años dentro de "esa tierra fraternal y abierta que queremos que sea la Comunitat Valenciana". También ha prometido que se pondrán en contacto con los migrantes porque "muchos desconocen los derechos que tienen", como optar a la renta valenciana de inclusión, para acompañarles en el itinerario de inclusión social y laboral.