Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribunales

El exjefe de Canal 9 ampliará su confesión tras la muerte de Cotino

La defensa de García llega a un nuevo acuerdo en el último momento con Anticorrupción para aportar más datos y evitar la prisión por la visita del papa Camps declarará el próximo jueves

El exjefe de Canal 9 ampliará su confesión tras la muerte de Cotino

El exjefe de Canal 9 ampliará su confesión tras la muerte de Cotino

Pedro García, exjefe de prensa de Francisco Camps y responsable de la televisión autonómica valenciana entre los años 2004 y 2009, tendrá una segunda oportunidad para evitar pisar la cárcel por la corrupción en la visita del papa a València en 2006. Y si no cumple con el nuevo acuerdo al que ayer llegaron su defensa y la Fiscalía Anticorrupción en el último momento, el ministerio fiscal mantendrá las acusaciones iniciales y elevará su petición de condena.

Anticorrupción y la defensa del ex director general de RTVV negociaron ayer un nuevo pacto para ampliar su confesión tras su primera declaración descafeinada ante el tribunal. Al parecer, según apuntaron ayer al diario Levante-EMV fuentes judiciales, la Fiscalía reprochó a Pedro García que no tirara de la manta durante el primer interrogatorio y advirtió a su abogado que el pacto para obtener beneficios en la condena estaba en peligro.

La defensa de García aceptó las condiciones de la Fiscalía y el exjefe de RTVV ampliará su primera declaración tras el repentino fallecimiento de Juan Cotino, exdirigente del PP y uno de los principales acusados del caso. Cotino llegó a declarar ante el tribunal por estos hechos, pero contrajo la enfermedad del coronavirus durante el viaje a Madrid. Falleció semanas después en el hospital de Manises. Tras el fallecimiento de Cotino, quien había defendido su inocencia hasta el final y se negó a reconocer los hechos, se abre un nuevo escenario para los acusados que han pactado una confesión, un clásico en los casos de corrupción.

Según añadieron estas fuentes, García se comprometió a entregar en los próximos días una ampliación de su declaración por escrito que ratificará de viva voz en el turno de última palabra al finalizar las sesiones. Se trata de una anomalía procesal, reconocieron ayer fuentes jurídica, poco habitual. Si las nuevas revelaciones no cumplen con las expectativas de la Fiscalía, no habrá acuerdo.

La Audiencia Nacional retomó este martes el juicio de la pieza separada de la Gürtel valenciana que juzga el contrato de Radiotelevisió Valenciana (RTVV) al grupo de empresas de Correa para instalar las pantallas y equipos de sonido que se instalaron por la ciudad de València para recibir a Benedicto XVI. El contrato se elevó a 7,4 millones (con IVA) pese a que en realidad costó poco más de tres. El resto se repartió en comisiones, según admitieron la mayoría de acusados al inicio del juicio.

La reunión entre la Fiscalía y la defensa de García tuvo lugar al inicio de la sesión. El exdirector de Canal 9 admitió que cobró una mordida de 500.000 euros pero exculpó a Cotino de los hechos. «No me podía decir nada porque no tenía ninguna adscripción jerárquica sobre mí. Yo era director de la televisión», aseguró.

Ayer declararon en el juicio Juan Prefaci, ex jefe de gabinete del director general de RTVV, para quien la Fiscalía pide diez años de prisión. Está previsto que el jueves declaren como testigos Camps y el párroco Antonio Corbí, imputado en otro juzgado de València.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats