Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El coronavirus contado a los niños

La maestra alicantina Aurora Reig ha creado un cuento virtual para que los más pequeños conozcan el covid y cómo combatirlo

El coronavirus contado a los niños

El coronavirus contado a los niños

El confinamiento ha marcado para siempre a muchas generaciones. La pandemia dejará huellas imborrables y recuerdos amargos para quienes han sido conscientes de lo que ha pasado. Pero, ¿y los niños? ¿Saben qué es lo que ha pasado?

La maestra alicantina (Muro, 1986) Aurora Reig, en plena cuarentena y mientras sobrellevaba de la mejor manera el teletrabajo, pensó en los más pequeños y comenzó a diseñar un libro virtual para dar respuestas a sus montones de dudas . «El libro de Kobe», que ya está disponible en PlayStore y que cuesta 1,49 euros, transmite desde una mirada infantil qué es un virus, cómo se transmite y qué rutinas sociales y de seguridad deben adquirir los niños como hábitos. Todo ello basado en juegos de palabras y divertidas rimas, así como aspectos sobre la nueva normalidad, desde la perspectiva positiva de un niño, Kobe, el protagonista del cuento.

«Yo me di cuenta de que los niños no entendían qué pasaba, asociaban que no había que ir al cole con que eran vacaciones», explica Aurora Reig, la autora del cuento virtual, que le llegó la inspiración por la calle y que corrió hasta casa para no perder ningún detalle. «Me estaba rondando varios días por la cabeza la necesidad de hacer algo para ayudar a los más pequeños, sobre todo porque estaba viendo que algunos de ellos estaban desarrollando miedos como no salir de casa», indica Reig.

La autora mantuvo comunicación con los padres de sus alumnos por e-mail y videollamada e identificó rápidamente que algo fallaba. «Veía que los niños no entendían qué estaba pasando, estaban desubicados», confiesa. Entonces se puso manos a la obra e ideó a Kobe, un niño rodeado de varios personajes y elementos que le ayudan a aprender jugando las normas sociales y de higiene que debe seguir. «Se presenta la situación de una manera normalizada y agradable evitando temores infantiles ante la enfermedad», prosigue Reig.

«El cuento de Kobe» está escrito en cuatro idiomas: castellano, valenciano, inglés y en pictogramas para niños con trastorno de espectro autista. «Lo ideé en valenciano, que es mi lengua materna, y he conseguido que rime en todos los idiomas», cuenta Reig, afincada en Alicante y con 12 años de experiencia en docencia, principalmente en educación especial. Reig hace especial hincapié en la inclusión de los pictogramas para los niños con autismo: «Es el sistema de comunicación que utilizan o en el que se apoyan niños con dificultades en la comunicación o con trastornos del desarrollo, creo que es muy importante que puedan acceder a leerlo para dar una mayor accesibilidad y que la inclusión sea una realidad. A veces las letras les frenan la lectura y el objetivo es que este cuento pueda llegar al mayor número posible de niños».

El proceso de creación

Con la idea ya puesta por escrito pero con todo el país confinado, Aurora Reig buscó ayuda de manera telemática para poder llevar a cabo su proyecto. Necesitaba un programador para que pudiera desarrollar el cuento en una app móvil porque no era viable sacar nada en papel. «Por videollamada contacté con dos estudiantes de Alcoy, Jordi y Ángel, que tras terminar de contarles el cuento y verlos boquiabiertos, me dijeron entusiasmados que estarían encantados de ayudarme», recuerda la autora. Entonces buscó una ilustradora, repitió fórmula: internet. «Encontré a María José, que captó a la perfección todos los detalles de cada escena que rondaban en mi imaginación. Quería que transmitiera la dulzura que contiene 'El cuento de Kobe'», relata Reig.

Google y sus leyes

Una vez terminado el libro virtual chocó con Google. Originariamente el libro iba a llamarse «El cuento de Covi» pero la multinacional tiene prohibido comercializar un nombre que se parezca tanto al covid-19. «No puede aparecer ni en el título de la app ni en el contenido, sólo está reservado su uso a organismos gubernamentales», explica Reig, que tuvo que cambiar contra reloj todo el proyecto. Cambio de portada, cambio de nombre de la app, los cuatro cuentos modificados uno a uno... Una odisea solucionada con el cronómetro en mano. Encontró una solución idónea para seguir manteniendo la esencia, que sonara igual y que burlara los vetos de Google. Y así nació Kobe, que desde mediados de la semana pasada ya está disponible en descarga en la PlayStore.

«Se puede usar el cuento como enseñanza y pedagogía, en casa o en la escuela, leerlo antes de dormir con tus hijos o usarlo para facilitar la lectura de los niños en sus primeras fases de aprendizaje lectoescritor», cuenta su autora, que sueña con poder ver en un futuro este libro en formato papel. «Está enviado a varios editoriales, a ver si tenemos respuesta», cuenta Aurora Reig, que cumple a la perfección el perfil devoto de un docente con sus alumnos. Sin los profesores, la vida no tendría clase.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats