Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Puig evalúa un «reseteo» del Ejecutivo para la postpandemia

Presidencia no contempla una remodelación del Consell, si bien deja la puerta abierta a medio plazo

El president, Ximo Puig, considera que la pandemia de covid-19 y sus consecuencias sociales y económicas obligan a un «reseteo», aseguran en su entorno. La cuestión es hasta dónde llegar con los cambios. Quedarse en la redefinición del proyecto político o entrar en la remodelación del Ejecutivo para adaptarlo a las nuevas circunstancias. De momento, esto último no está sobre la mesa ahora, añaden las citadas fuentes. Pero no se puede descartar a medio plazo, precisan.

Que se contemple no deja de ser relevante cuando una de las señas de identidad del Botànic ha sido la perdurabilidad del Gobierno. En la primera legislatura, solo hubo un cambio en una conselleria (Sanidad) y por la marcha de su titular, Carmen Montón, al ministerio. Los partidos de izquierda querían ofrecer un mensaje de estabilidad y solvencia a la sociedad, pero cinco años después el contexto ya no es el mismo.

Compromís ha pedido en el último pleno en las Corts la convocatoria de la comisión de seguimiento del Acord del Botànic. Lo considera necesario para reajustar proyectos ante el escenario de la postpandemia. Puede ser momento de analizar si conviene cambios en las estructuras del Consell. La derecha reclama menos cargos «políticos» y el Gobierno responde que tiene menos que muchas autonomías del PP. Pero habrá que ver.

Si Puig se decidiera por mover el banquillo podría hacerlo sin más con los consellers y altos cargos socialistas. Para los de Compromís y Unides Podem necesita el acuerdo de estas formaciones y la propuesta de ellos de recambios. Ello complica obviamente la ecuación. Es difícil mientras Compromís no supere la fase de congresos y con Podem en periodo de recomposición de liderazgos.

Compartir el artículo

stats