30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La vuelta del funcionariado, la Feria y la renta de inclusión tensan el Consell

El enfrentamiento en tres cuestiones claves evidencia el distanciamiento entre PSPV y Compromís

La vuelta del funcionariado, la Feria y la renta de inclusión tensan el Consell

La vuelta del funcionariado, la Feria y la renta de inclusión tensan el Consell

El primer pleno del Consell sin estado de alarma se antoja tenso. La reunión de altos cargos previa a la del Ejecutivo valenciano acabó ayer en bronca política y evidenció un distanciamiento entre Compromís y el PSPV que se ha agudizado con la pandemia. El resultado es que tres asuntos de enjundia fueron abordados sin posibilidad de acuerdo y, al menos dos de ellos, marcaran el recuentro del Botànic en la llamada nueva normalidad.

Uno de ellos venía arrastrándose toda la semana:el acuerdo del pasado viernes sobre la reincorporación al puesto de trabajo del cien por cien de la plantilla funcionarial. Como ha venido contando este diario, varias conselleries, principalmente Economía y Agricultura, adscritas a Compromís, se rebelaron desde el primer día contra la resolución promovida por la Conselleria de Justicia y Administraciones Públicas al considerarla precipitada y no acorde con la situación persistente de alerta sanitaria. Economía, la más combativa, pidió a través de su comité de salud y seguridad laboral, que este acuerdo se revisara para introducir la opción del teletrabajo. A esta petición se sumó también el comité de salud de Agricultura.

En este contexto de desencuentro, la reunión de titulares de subsecretaría y secretarías autonómicas, el denominado consellet, acabó ayer abordando el asunto. Fuentes consultadas admiten que el tema generó una agria discusión ya que varios altos cargos mantuvieron que la propuesta de Justicia llegó al pleno del Consell del pasado viernes sin haberse acordado en el consellet. «A traición», llegó a escucharse.

Desde Economía se trasladó la petición de revisar el acuerdo para al menos fijar en un mínimo del 85% y no del 100% la reincorporación de la plantilla, una petición que el representante de Justicia no aceptó. Cargos socialistas, según indicaron este diario varios de los presentes, se opusieron al entender que no era factible revisar un acuerdo tomado por el Consell una semana antes. Otras fuentes apuntaban que se razonó que una modificación del texto podría entenderse como una cesión de la conselleria que dirige Gabriela Bravo.

Para explorar un posible acuerdo y rebajar la tensión, hubo una segunda reunión por la tarde, pero no fue posible consensuar un texto, con lo que la posible revisión se quedó encima de la mesa y no figura como asunto para tratar hoy en el pleno ni dentro ni fuera del orden del día. No obstante, fuentes de Compromís indicaron que algún conseller (se apunta a Rafael Climent, como responsable de Economía) podría tratar el tema en el pleno.

La asunción de la deuda

Con todo este asunto no fue el único ni el primero en generar tensión. Hacienda tenía previsto llevar al pleno del Consell su decisión de asumir la deuda de Feria Valencia. Sin embargo, según las fuentes consultadas, la vicepresidenta Mónica Oltra puso pegas a este procedimiento al enteder que no era necesaria una decisión colegiada. Hacienda acabó retirando la propuesta.

El tercer asunto controvertido fue un decreto ley que Oltra llevó a la reunión para modificar la prestación de la renta valenciana de inclusión y adaptarla a la nueva renta vital del Gobierno. Políticas Inclusivas no ha logrado aún el informe favorable de Presupuestos, por lo que el asunto pasó a pleno condicionado a que hoy se presente. Oltra, según las fuentes consultadas, mostró su enojo y amagó con una respuesta contundente si no logra que hoy se apruebe.

Compartir el artículo

stats