La empresa de gestión del agua Global Omnium, que opera entre otros municipios en la ciudad de València, evitó en 2019 la emisión de 46.058 toneladas de CO2 y otros Gases de Efecto Invernadero (GEI) responsables del cambio climático, al reducir su huella de carbono en un 66,67% .

La compañía indicó ayer en un comunicado que, por segundo año consecutivo, ha reducido su huella de carbono, gracias a acciones como la implantación de la telelectura o la compra de energía «verde» con Garantía de Origen Renovable.

Otras medidas han sido la dosificación automática en los digestores anaerobios de las depuradoras que optimizan la generación de biogás, la sustitución progresiva de vehículos de combustión por vehículos eléctricos, o las mejoras en la planificación de las rutas de trabajo en averías y mantenimiento mediante la herramienta informática Avalon.

Las emisiones totales medidas en toneladas equivalentes de CO2 (tCO2-eq) ascendieron a 24.071,65 tCO2-eq en 2019, frente a las 70.129,42 tCO2- eq registradas en 2018 y las 80.707,68 tCO2-eq de 2017. El resultado de este cálculo, una vez verificado por un auditor independiente, AENOR, ha sido inscrito en el Registro de Huella de Carbono, Compensación y Proyectos de Absorción de CO2 del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, según las mismas fuentes.