08 de julio de 2020
08.07.2020
Levante-emv

La selectividad se juega "en casa"

Las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU) empiezan en la Comunitat Valenciana con medidas de distanciamiento y sin incidentes - El alumnado agradece poder examinarse en sus institutos y contar con más libertad para elegir las preguntas

07.07.2020 | 23:33
La selectividad se juega "en casa"
La selectividad se juega "en casa"

Después de haber sido atrasada un mes respecto a la fecha prevista, de un confinamiento por una pandemia mundial, de un tercer trimestre que saltó por los aires y de un desconfinamiento que ha descubierto una nueva realidad, ayer, la selectividad de 2020 empezó, por fin, en la Comunitat Valenciana y, si todo esto no era suficiente para que fuera recordada, lo hizo como la convocatoria más masiva de la década (23.979 estudiantes) y con un dispositivo sin precedentes pues, hasta el jueves, las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU) se celebra en 470 institutos y no en los campus universitarios, como es habitual.

A primera hora de la mañana de ayer, en los alrededores de muchos centros educativos públicos, privados y concertados ya podía verse a jóvenes que esperaban la hora para entrar a las aulas, lo que se hizo con las manos desinfectadas y siempre con mascarilla.

En el IES Benlliure de València, uno de los 15 con más alumnado inscrito de toda la Comunitat Valenciana, la puntualidad fue máxima y a las 9:00 horas ya se habían ocupado las aulas. Los pupitres separados y una mascarilla «extra» en la mesa daban la bienvenida a los alumnos, que atendían las primeras indicaciones hasta el inicio de las pruebas, media hora después.

Más o menos el mismo tiempo, en cada instituto se imprimían los exámenes, pues en esta ocasión no llegan precintados desde el exterior, sino que se descargan cada día a través de una aplicación informática de la Generalitat.

Se trata, según Pilar Ezpeleta, directora General de Universidades de la Conselleria de Innovación, de «una apuesta logística excepcional y un despliegue de medios sin precedentes» por lo que agradeció el «enorme esfuerzo» de directivos, profesores voluntarios y de todas las personas implicadas, además de la colaboración de las consellerias de Educación y Justicia. Asimismo, Josep Cuenca, director del IES Benlliure también destacó la constancia del alumnado durante los últimos meses: «la respuesta en casa ha sido excelente. Han visto la mayoría del contenido, aunque de forma diferente; y han trabajado, porque se juegan mucho», reconoció.

Ciertamente, para Manuel, uno de los estudiantes que se examina esta semana, estudiar en casa ha sido «complicado». «Ha habido distracciones, hermanos pequeños, tareas que hacer y complicaciones que han impedido que mucha gente llevara el nivel que tenía antes. Me ha tocado adaptarme, no sé si ha sido mejor o peor, pero ha sido distinto», explicaba, aunque reconocía que las notas eran buenas, por lo que estaba «contento». Igual que Manuel, que espera estudiar Biotecnología, su compañero Pavel, que se decanta por Historia estaba satisfecho, aunque en su caso reconocía que el confinamiento había sido «una gran ayuda para estudiar». «He podido recuperar un curso que tenía muy complicado, pero para otras personas mantener el nivel de esfuerzo constante en casa era exigir demasiado, porque no es igual que estar en el instituto», opinaba.

Para Carla, por su parte, estos meses han sido de «bastante agobio». «Hemos tenido que 'autoenseñarnos' un tercio del temario» y también cree que ha influido en el estudio y la concentración «el hecho de no poder salir y despejarte».

Novedades aplaudidas

Sobre la decisión de cambiar de ubicación las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU), la mayor de las novedades, tanto docentes como estudiantes coincidían en que ha sido un acierto. «Están más seguros, saben el tiempo que tardarán en llegar, lo que siempre les genera mucha inquietud... les da seguridad porque el centro lo conocen y eso facilita las cosas», apuntaba Cuenca, quien añadió que acoger las PAU ha hecho que los centros sigan «en activo» a pesar de ser julio y tener abiertos diferentes frentes administrativos, una carga extra.

Esta selectividad, además de cambiar la ubicación de las pruebas, también ha cambiado la estructura de los exámenes, ya que los estudiantes tienen más opciones entre las que elegir, lo que también se valora. «Ha sido un gran acierto, porque dudo mucho que todos los centros hayan dado todo el temario y tengamos la misma posición de partida, así que es justo», afirma Pavel.

Por su parte, Pau Campos, una de las dos personas coordinadoras de las PAU en el instituto de València, recordaba que los cambios dan una «ventaja relativa» a los candidatos, pero pedía no olvidar que hacen las pruebas «un mes después que el resto». «El confinamiento fue duro para ellos porque era decir 'no' a muchas cosas: no a acabar un mes antes, a tener una graduación, un viaje... han tenido mucha incertidumbre desde el principio y había que compensar», apuntaba ayer.

De hecho, así lo explicaban los afectados, pues Manuel confiesa que hasta que se concretó el cambio de fechas fue «un martirio», aunque luego ya no ha habido más problemas y ahora se sienten «seguros realizando las pruebas, porque hay distancia, geles...».

Del silencio al almuerzo

Una vez realizado el primer examen, el de Historia de España, el silencio y la calma tensa que había a primera hora en los pasillos del Benlliure dio paso al jolgorio y los comentarios durante el almuerzo, que los estudiantes realizaron en la entrada del recinto, en pequeños grupos.

En general, Historia había dejado buenas sensaciones, como cuenta Lucía, que quiere estudiar Criminología: «es el examen al que más nerviosos venimos, porque tiene mucho temario, pero ha salido bien. Da mucha tranquilidad estar en clase; aquí yo llevo seis años y ha sido un examen más». Su compañera, también Lucía, interesada en hacer Relaciones Internacionales, coincidía en que hacer las PAU en el instituto es «jugar en casa». «Estamos muy cómodos porque es donde llevamos por lo menos dos años», detallaba.

Y es que, este era el comentario más repetido al conversar con estudiantes como Maite, que espera poder entrar en un ciclo superior de Audiovisuales y Espectáculos. «Es donde hemos estudiado, nos ha supuesto una facilidad y nos ha dado más tranquilidad, porque sabemos movernos, no nos hemos perdido...».

Cabe apuntar que, como cada año, la realización de la selectividad es posible gracias a los 55 tribunales constituidos con más de 1.000 profesores de las universidades y de Bachillerato. Pero este curso, además, se suman casi 2.500 docentes voluntarios, que se han desplazado a IES en los que no imparten clase para vigilar las aulas. Este es el caso de Mònica Beneit y Marcela Arana, del IES el Clot de València, y destinadas en el Benlliure. «Los alumnos lo tenían muy claro y no han preguntado ni ha habido ninguna incidencia especial», aseguraban. «Es un año especial y hacía falta ayuda, creemos que es un deber moral colaborar», afirmaban las docentes sobre su tarea estos días.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendarios 2020

Calendario Laboral y Escolar Comunidad Valenciana

Consulta el calendario de 2020

Todos los días festivos nacionales, locales y de las ciudades de València, Castelló y Alicante de 2020, así como el calendario escolar para el curso 2019/20.