Con los resultados sobre la presencia de coronavirus encima de la mesa, el Ayuntamiento de València anuncia medidas concretas, no de carácter restrictivo, dado que los niveles de carga vírica son bajos, pero si para «estar preparados» ante posibles rebrotes en la capital del Túria.

Confinamiento por barrios de València y cierre de zonas públicas

El ayuntamiento aplicará tres nuevas medidas. La primera de ellas es la creación de una comisión de seguimiento, que la próxima semana tendrá su primera reunión, y en la que participarán los servicios de limpieza, protección ciudadana y todos los que gestionan los equipamientos municipales en la que «daremos cuenta periódicamente desde el Ciclo Integral del Agua de los resultados» sobre la presencia del coronavirus en los barrios de València. Se trata de «poder anticiparnos en la toma de decisiones» como puede ser el cierre de determinados equipamientos o dotaciones si se registran niveles altos de coronavirus.

La segunda consiste en «publicar en abierto todos los datos del estudio, de los análisis que vayamos haciendo, porque es un ejercicio de responsabilidad por parte de la administración». El control del virus, incidió Valía, también es responsabilidad individual. El ayuntamiento entiende que si la población está informada de los puntos conflictivos puede aplicar medidas en su entorno directo, como limitar las salidas y el contacto con otras personas.

Colaboración de València con otras ciudades

El consistorio de la capital quiere, en tercer lugar, «impulsar una red de colaboración con otras ciudades, tanto de la Comunitat Valenciana como de España, porque pensamos que estas herramientas deberían estar al alcance de todas las administraciones locales y que es buena forma colaborar, porque compartimos problemas y queremos compartir también soluciones».

Valía mostraba su «satisfacción» por los resultados que arroja el estudio de las aguas residuales y la posible presencia del coronavirus, una «apuesta fuerte que pretendemos continuar seguro hasta final de año y probablemente el año que viene también».

Valía puso en valor que «es un ejemplo de colaboración de la cuádruple hélice, de colaboración público-privada entre CSIC, Global Omnium y Ayuntamiento de València para dar un mejor servicio a la ciudadanía y protegerla de un peligro real como la Covid-19». Valía reivindicó: «Nos estamos preparando para un posible rebrote, porque nadie entendería que no estuviésemos preparados y, por ello, estamos trabajando». Gracias al estudio que promueve el consistorio, Valía aseguró que a la luz de los resultados y de la metodología que estamos desarrollando, «estamos preparados para afrontar con todas las garantías para afrontar una situación similar y, conseguir, que el impacto sea mucho menor en la sociedad en su conjunto y en la economía también».

En cuanto a la metodología de trabajo, Valía explicó que uno de los mayores beneficios de este estudio de las aguas residuales de València «es que nos permite localizar dónde se produce el aumento de los contagios en València, ya que queremos evitar a toda costa un cierre indiscriminado de toda la ciudad». «Para ello debemos saber con el máximo detalle dónde está localizado el foco de contagio», incidió. A día de hoy, el Ayuntamiento de València ha realizado más de 600 análisis que se recogen tres veces a la semana.

Más información del coronavirus en Valencia y toda la actualidad

ÚLTIMA HORA: Últimas noticias del coronavirus en Valencia

Detectan un nuevo rebrote de Covid-19 en Burjassot

Las cinco zonas de València en las que persiste el coronavirus

La pandemia hunde un 40 % la producción de Ford Almussafes

VÍDEO: Importante incendio industrial en Aldaia

Consulta los primeros exámenes de la Selectividad 2020 en Valencia

Una noticia de Levante-EMV, protagonista en el examen de Valenciano

Los planes de Lim con el entrenador