Las empresas pirotécnicas de la Comunitat Valenciana defienden la necesidad de que vuelvan a realizarse este tipo de espectáculos, que se disparan al aire libre y en los que se pueden cumplir las medidas de distanciamiento social, así como ayudas a fondo perdido y que se considere al sector dentro del ámbito de la cultura con el consiguiente IVA reducido para poder sobrevivir a la crisis generada por la pandemia de Covid-19.

Así lo apuntó ayer la presidenta de Piroval, la asociación que engloba a los fabricantes y pirotécnicos de la Comunitat Valenciana, María José Lora, en su comparecencia en Les Corts para exponer las medidas que reclama el sector en el marco de la reconstrucción de la Comunitat Valenciana. Lora advirtió de la situación que vive este sector formado en su mayoría por microempresas artesanales familiares que actualmente están «en grave riesgo de desaparición inminente» si no se articulan de manera urgente medidas de protección.

«De no adoptarse medidas, nos enfrentamos a una crisis sectorial sin precedentes que supondría la desaparición de empresas y trabajadores altamente especializados», insisitó, y se perdería también el conocimiento sobre la fabricación, montaje y disparo de estos espectáculos pirotécnicos. «No queremos dejar perder este oficio, sino luchar por su continuidad por el impacto económico y también por el componente cultural», agregó Lora. «Nos ofrecemos y comprometemos a colaborar con los organizadores para hacer espectáculos seguros».