El Ministerio de Transportes ha adjudicado el contrato de las obras de duplicación de la calzada de la N-220 de acceso al aeropuerto de Valencia, por un presupuesto de 69,82 millones de euros. Las obras afectan a un tramo de 2,74 kilómetros de longitud en la duplicación de la carretera N-220, y de 3,13 kilómetros en el tercer carril que se hará en la V-30.

La actuación consiste en la duplicación de la calzada de la carretera N-220 en el tramo comprendido entre el enlace del aeropuerto y el enlace con la autovía V-30. Además, se construirán terceros carriles en la autovía V-30 en el entorno del enlace con la carretera N-220: dos en dirección Valencia y uno en la calzada derecha, en sentido hacia la autovía A-7.

Asimismo, se han proyectado dos accesos peatonales a distinto nivel que comunican la zona industrial y el casco urbano de Manises con el aeropuerto. También se mejora la accesibilidad al polígono de la Fuente del Jarro.