Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Medioambiente

El vertedero de Dos Aguas acumula alegaciones en una ampliación aún en el aire

Ecologistes en Acció asegura que la entrada en vigor hace unos días de un nuevo decreto sobre depósito de residuos obliga a redactar otro proyecto

El vertedero de Dos Aguas acumula alegaciones en una  ampliación aún en el aire

El vertedero de Dos Aguas acumula alegaciones en una ampliación aún en el aire

Ecologistes en Acció alerta de que la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica ultima la tramitación del expediente de ampliación del macrovertedero de Dos Aguas sin tener en cuenta, ni contestar, a las alegaciones presentadas hace ya dos años. Ahora, vuelven a presentar ocho más ante la Dirección General de Calidad y Educación Ambiental, a la que reclaman que se aprovechen los gases que emanan del vertedero o que se aclare cómo se tratan las aguas tóxicas. El colectivo conservacionista insiste, otra vez, en que el departamento de Mireia Mollà no ha tenido en cuenta los posibles daños ambientales del proyecto.

Desde EAPV se reitera que el estudio de impacto no evalúa los riesgos de temblores sísmicos para garantizar la estabilidad de los taludes o el de incendios al estar rodeado de una masa forestal. Tampoco las consecuencias de generar más lixiviados para los que no se indica cómo evacuarlos o almacenarlos.

«Todo sigue adelante, sin que nosotros hayamos recibido la preceptiva respuesta ni conocemos en qué medida se han tenido las anteriores alegaciones en cuenta en ese procedimiento», señala María Vicente, coordinadora de la formación ecologista. Y recuerda, además, que la entrada en vigor del decreto del 8 de julio, que regula el depósito de residuos en vertedero, obliga a redactar un nuevo informe-propuesta que incorpore esas determinaciones y se repita el trámite de audiencia.

Xúquer Viu fue el otro colectivo que en 2018 colocaba la lupa sobre la modificación de los laterales del vado para incrementar su capacidad, que permitía aumentar el volumen un 17,70 % y alargarla vida útil hasta febrero de 2025. La ampliación del vertedero empezó a tramitarse en 2016. En 2018 se sometió a información pública y ahora entra en la fase de resolución. Según Ecologistes en Acció, «los análisis del perímetro del vertedero han detectado ya altos niveles de metales pesados en las aguas subterráneas sin que ello se haya contemplado» por la Entidad Metropolitana para el Tratamiento de Residuos (Emtre) en la autorización ambiental.

Compartir el artículo

stats