Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Organigrama

Oltra da un giro a su conselleria tras relevar a la mitad de su cúpula

Los cambios afectan a los titulares de menores y residencias, áreas de desgaste en el último año

La vicepresidenta y conselleria de Igualdad, Mónica Oltra, ayer tras el pleno del Consell.

La vicepresidenta y conselleria de Igualdad, Mónica Oltra, ayer tras el pleno del Consell. gva

En el último día de julio, el Consell dio luz verde a su enésima reorganización interna con vistas al próximo curso político, que se traduce en el nombramiento de cinco nuevos altos cargos. La vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas dirigida por Mónica Oltra, ha sido la que ha dado un mayor giro al organigrama de su departamento con el relevo de dos de las cuatro personas de confianza que conforman el segundo escalón. Un cambio de rumbo en toda regla.

El cese de los secretarios autonómicos Helena Ferrando y Alberto Ibáñez fue ayer suplido con la designación de Irene Gavídia -nueva secretaria autonómica de Servicios Sociales y Autonomía Personal- y Rubén Sancho -nuevo secretario autonómico de Igualdad y Diversidad- respectivamente. Sobre las espaldas de Ferrando e Ibáñez, que se mantienen en el Consell pero pierden mucho peso dentro de la estructura, han recaído dos de los frentes que en el último año más han erosionado a la Conselleria de Políticas Inclusivas: bajo su paraguas se aglutinaban las áreas de menores e infancia y la gestión de las residencias.

Ferrando, que acompañaba a Oltra desde su llegada al Consell en 2015, primero como directora general de Inclusión Social y, desde 2016, como secretaria autonómica, ha sido nombrada subdirectora general de la Entidad Valenciana de Vivienda y Suelo (EVHA), un puesto hasta ahora vacante. Según explicó Oltra ayer, el relevo obedece a la necesidad de incorporar a una especialista en vivienda social dentro del citado organismo, como un «cordón umbilical» entre las consellerias de Igualdad y Arquitectura Bioclimática, reforzando el mestizaje y dando un impulso a la gestión del parque de viviendas. «No se puede trabajar en políticas sociales si la gente no tiene techo», argumentó.

En cuanto a Alberto Ibáñez, secretario autonómico de Igualdad desde 2015, pasa a tener funciones de asesor para coordinar las políticas del Botànic desde la vicepresidencia. En el departamento de Oltra justifican la decisión por la capacidad de éste de «alcanzar consensos» como el de la firma del Pacte Valencià contra la Violència de Gènere i Masclista y por su «amplio conocimiento del funcionamiento del Botànic». Pese a que en la práctica ha sido relegado en cuanto a responsabilidades se refiere, las mismas fuentes le atribuyen un «papel relevante» en la cohesión de las políticas del Consell.

Su relevo, Rubén Sancho, es licenciado en Psicología y, en los últimos tres años, ha ejercido principalmente labores de asesoramiento y seguimiento de la Renta Valenciana de Inclusión en el gabinete de Vicepresidencia. También fue máximo dirigente del colectivo Lambda y secretario general de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales i Bisexuales (FELGTB). Por su parte, Irene Gavidia es diplomada en Trabajo Social y profesora universitaria y ha formado parte de la ejecutiva del Colegio Oficial de Trabajo Social de València.

«La hoja de ruta del Botànic es muy exigente y tenemos que abastecernos mejor y cumplir mejor los objetivos que nos hemos marcado», avisó Oltra ayer para defender los diferentes cambios internos, que calificó de «sanos» y «normales». Por otra parte, el pleno del Consell de este viernes también designó a Ángel Antonio Carbonell como nuevo director general de Ciencia e Investigación en la Conselleria de Innovación y Universidades. El Doctor en Química asume un cargo vacante desde enero, cuando dimitió el entonces secretario autonómico de Universidades e Investigación.

Compartir el artículo

stats