30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Despoblación

Los 19 municipios de Los Serranos llevan cinco meses sin urgencias pediátricas

Habitantes de la comarca deben conducir de 50 a 100 kilómetros hasta el hospital La Fe para ser atendidos por los especialistas Sanidad no reemplaza a los pediatras durante las vacaciones pese a que se triplica la población en verano

El consultorio de salud de Aras de los Olmos, en la comarca de Los Serranos, ayer por la mañana.

El consultorio de salud de Aras de los Olmos, en la comarca de Los Serranos, ayer por la mañana.

«La España vaciada no se va a llenar sola». Es una proclama de los municipios en riesgo de despoblación cuando repasan las graves deficiencias en servicios e infraestructuras con las que cuentan, como la última que se ha conocido. Los 19 municipios de Los Serranos no tienen un servicio de urgencias pediátricas desde el 21 de marzo que cerraron las del centro hospitalario de Llíria. Ahora se derivan a La Fe en València, pese a que todas las localidades triplican su población en verano.

Todo parte de la experiencia personal de M. J. G, vecina de Aras de los Olmos. Está a cargo de su nieto en esta localidad serrana y el menor tuvo fiebre durante todo el fin de semana. El lunes por la mañana, al comprobar que no descendía su temperatura pese a los medicamentos que le suministró, decidió llamar al consultorio médico de Aras de los Olmos. El médico de atención primaria le aconsejó que fuera a Titaguas por si allí se encontraba la pediatra, ya que él no tenía conocimientos especializados en menores. En Titaguas, por teléfono, el médico de cabecera que pasaba consulta esa mañana le avisó que la pediatra que da servicio a Tuéjar, Calles, Chelva y Titaguas se encontraba de vacaciones. Tampoco había servicio en Villar del Arzobispo ni en Casinos. Así que le aconsejó ir a directamente a urgencias pediátricas del Hospital La Fe de València, a 104 kilómetros de allí.

«No podía creerme que tenía que hacerme un centenar de kilómetros con un niño febril detrás para ser atendido. Además, entrar en un hospital y esperar a ser atendido en unas circunstancias como las actuales con coronavirus, no me parecía lo más adecuado». Finalmente, M. J. G. se plantó en Titaguas y fue el médico de atención primaria quien revisó a su nieto, si bien solo pudo sugerirle que la fiebre podía ser una reacción de la garganta y que le dispensara antitérmicos. También le tomaron una muestra de covid-19 como parte del protocolo al presentar fiebre.

Su nieto está bien y ha evolucionado favorablemente, pero el enfado de M. J. C. por tener que desplazarse 100 kilómetros para que su nieto fuera atendido en condiciones es descomunal. Eso le enfada tanto o más que comprobar que se han perpetuado las deficiencias del interior. «No es un problema de los ayuntamientos, sino de la conselleria. Nadie quiere venir a trabajar aquí y eso debería solucionarse con incentivos».

No solo es que no existan las urgencias pediátricas en Los Serranos. La atención más cercana que tenían era la del Hospital de Llíria, pero esta especialidad cerró en marzo y no se ha vuelto a activar, por lo que están abocados al centro de La Fe.

En cuanto al servicio de pediatría, en el caso concreto de Aras de los Olmos no se presta. Tampoco en Alpuente ni La Yesa. En el resto de municipios sí hay especialista infantil pero se reparte entre distintos pueblos. Es el caso de Chelva: allí, la pediatra está de lunes a jueves. Los martes, si hay algún caso que visitar en Tuéjar, se desplaza, como a Calles, y los viernes está en Titaguas. En estos momentos no hay servicio en esta zona básica de salud porque la profesional está de vacaciones y la Conselleria de Sanidad no la ha reemplazado, tal como protestan los residentes en la comarca.

Ginecología tampoco existe

El malestar de los residentes de la zona es más que evidente. La carencia de este servicio se manifiesta en un momento como este, verano, cuando todos los pueblos duplican y triplican su población, como denunció el concejal de Tuéjar, Carlos Tarazón.

Lo cierto es que las carencias se expanden a otras especialidades como la ginecología, ya que solo hay atención de matrona en Villar del Arzobispo y Chelva, aunque no se dispone de ecógrafos. Tampoco hay ambulancias medicalizadas, solo de transporte urgente.

Compartir el artículo

stats