El PP anunció ayer una ofensiva contra la decisión del Gobierno de «confiscar» los superávits municipales que el exministro de Hacienda Cristóbal Montoro obligó a que los municipios no pudieran gastar. El PP va a desplegar contra el Gobierno de Pedro Sánchez toda su maquinaria y ayer el partido anunció movilizaciones de sus concejales y mociones en todos los ayuntamientos contra la «traición» y el «latrocinio» de Sánchez al ahorro municipal. Una de las más activas es la portavoz en el Ayuntamiento de València y diputada autonómica María José Catalá. No es el único movimiento que hizo ayer el PP que envía una carta en la que pide una reunión con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

En ese escrito, el portavoz del PP en la Federación de Municipios y Provincias (FEMP), Jorge Azcón, solicita el encuentro con Montero en nombre de ocho alcaldes, entre ellos del de València, Joan Ribó, de Compromís.

En la misiva, el también alcalde de Zaragoza, del PP, pide a Montero renegociar con los alcaldes el acuerdo. Diez alcaldes de ocho partidos han suscrito el documento de rechazo al acuerdo de Hacienda aprobado en la Federación de Municipios con el único respaldo de los socialistas.

Son los de Madrid, Murcia y Zaragoza, las tres del PP; Cádiz (Adelante Cádiz), Granada (Cs), Lleida (ERC), Pontevedra (BNG), Reus (PdeCat), Santa Cruz de Tenerife (CC) y Valencia (Compromís). Lo que piden es la rectificación, de forma inmediata, de los términos del acuerdo, así como el inicio de negociaciones. Consideran que el decreto del Gobierno supone una incautación de los superávits municipales y que los criterios acordados para la distribución de esos fondos son injustos e insolidarios, perjudican gravemente a cientos de miles de habitantes de muchos municipios y crean una inaceptable situación de agravio.

Sin embargo, a la espera de que el decreto-ley se convalide o derogue en el plazo de un mes, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, confía en que se pueda producir un acercamiento en torno al acuerdo entre el Ministerio de Hacienda y la FEMP porque «todos tenemos que hacer esfuerzos para buscar acuerdos y, sobre todo, jerarquizar prioridades», dijo ayer.

Cierre de filas de los socialistas

El PSOE en la Federación de Municipios garantizó ayer el cierre de filas de los regidores socialistas ante el acuerdo de Hacienda.

A pesar de este escenario, el también líder del PSPV, Ximo Puig, cree que la voluntad de generar un acuerdo más amplio es posible y recuerda que la situación de la economía y las finanzas que atraviesa el Gobierno es extraordinariamente compleja ante la crisis del coronavirus.

El síndic, Manolo Mata, dijo que el PP no puede dar lecciones porque Montoro y Rajoy «esquilmaron a los ayuntamientos y bloqueó sus superávit y sus tasas de reposición», señaló ayer.