La doctora en Biología Molecular y experta en genética y farmacogenómica del Instituto de Neurociencias de Alicante, Isabel Adrados, busca financiación a través del micromecenazgo para una investigación dirigida a identificar genes de resiliencia frente al cáncer cerebral infantil.

Para ello, ha recurrido a la plataforma de crowdfunding de donación 'Precipita', impulsada por la fundación Españoal para la Ciencia y la Tecnología, dependiente del Ministerio de Ciencia.

"Casi nadie trabaja en prevención del cáncer, pero para mí es un aspecto clave. Nuestra hipótesis de trabajo es que algo debe pasar en el sistema inmune de las personas que no desarrollan tumores a pesar de tener factores de riesgo", ha detallado la científica a través de un comunicado, en el que recuerda que el cáncer es la primera causa de muerte en niños de uno a 14 años.

Para poner a prueba su hipótesis, Adrados está trabajando con las moscas de la fruta. Este pequeño insecto es un modelo habitual en los laboratorios por su reducido número de cromosomas (cuatro pares), por su breve ciclo de vida (entre 15 y 21 días) que permite estudiar muchas generaciones en un corto espacio de tiempo y porque cerca del 75% de los genes humanos vinculados con enfermedades tienen su homólogo en el genoma de la mosca de la fruta, que ya se conoce al completo.

De esta manera, Adrados quiere generar moscas que lleven oncogenes del cáncer cerebral infantil y que desarrollen tumores en los ojos, porque son fáciles de ver en el microscopio. Una pequeña proporción de esas moscas tendrán muchos más tumores que la media, mientras que otra pequeña proporción van a tener muy pocos tumores pese a tener los oncogenes que facilitan su desarrollo.

La idea no es solo investigar qué promueve el tumor sino averiguar por qué hay veces que no se desarrolla pese a la existencia de factores de riesgo y aprender qué pasa en esos individuos fortalecidos para aplicarlo en los más débiles o la población en general. "Porque lo aprendido en este proyecto no solo va a dar información de prevención. También de tratamiento temprano", ha explicado la doctora.

De hecho, Adrados ha explicado que quiere incorporar el chequeo de posibles tratamientos a su innovador proyecto. "También estoy seleccionando la población de moscas más sensible, la que desarrolla muchos tumores, para hacer un screening de fármacos. El ciclo celular está muy conservado desde las moscas a nuestra especie y permite detectar aquellos medicamentos válidos que no promuevan efectos secundarios", ha argumentado.

Encontrar una vacuna

La doctora ha asegurado que está "abriendo caminos nuevos en la investigación del cáncer". "Creo que mi proyecto puede sentar unas bases para que en el futuro haya más investigación en prevención. Sobre todo, por la experiencia que tengo de lo que cuesta curar estos cánceres tan difíciles. El ejemplo actual del abordaje de la Covid-19 es muy interesante, porque aún no tenemos fármacos y ya estamos buscando la vacuna en paralelo. En cáncer debería hacerse algo parecido, tratar de encontrar una "vacuna"", ha señalado.

Adrados es consciente de que luchar contra proyectos cuyo principal objetivo es buscar fármacos efectivos contra el cáncer "dificulta" la obtención de financiación. Por eso ha recurrido a esta plataforma, que tiene como objetivo conectar investigadores y ciudadanos y promover la socialización de la ciencia. Las donaciones, por un importe mínimo de 5 euros, se realizarán a través de la página web.

El proyecto 'Cancer Free' de Adrados "acaba de pasar el ecuador", con una recaudación de más de 10.000 euros, muy cerca de la mitad de los 25.000 que necesita para financiar un año de investigación que le permita demostrar con sus resultados que en cáncer también merece la pena apostar por la prevención. "Es una investigación que va a plantear muchos interrogantes, un proyecto high- risk/high-gain, lo que significa que el riesgo y las ganancias van muy unidos y son muy importantes", ha resaltado la doctora.

Proyecto de un año

Para su proyecto, que tendrá una duración de un año, la doctora calcula que necesita hacer una selección de hasta 30 generaciones de moscas, "que seguro darán pistas muy importantes sobre que fortalece a los individuos frente al cáncer infantil". Pero de momento solo va por la octava generación.

"De ahí la importancia de seguir adelante. Calculo que cada 5.000 euros son tres meses de investigación. Y que cinco minutos de investigación cuesta lo mismo que tomarse un café", ha destacado, Y ha añadido que financiar la ciencia en España "tiene recompensa a la hora de hacer la declaración anual de la renta".

Más de diez años de lucha contra el cáncer

A pesar de su juventud, la doctora Adrados lleva más de diez años intentando combatir estos tumores, que al localizarse en el cerebro tienen peculiaridades que los hacen "más resistentes a los tratamientos capaces de reducir otros cánceres".

Su experiencia incluye varios años de investigación traslacional en el departamento de Medicina Molecular del Instituto de Investigación Scripps Research, en Florida, para tratar de hallar fármacos capaces de atravesar la férrea muralla que rodea al cerebro, la barrera hematoencefálica, y llegar al tumor.