La Comunitat Valenciana ha mejorado su capacidad para rastrear los contactos de los positivos por coronavirus, pero sigue ignorando cómo se han infectado el 28,4 % de los casos detectados desde el 10 de mayo.

En un contexto en el que las cifras de positivos se han disparado un 129 % en las dos últimas semanas, el último informe semanal del Instituto de Salud Carlos III constata cómo el número de contagios sin contactos conocidos cuya trazabilidad se ha perdido se ha multiplicado por dos en el mismo periodo de tiempo, al pasar de 1.042 a 2.116 personas. Eso quiere decir que se desconoce el origen de la infección de 1.074 de los 4.949 positivos diagnosticados entre el 6 y el 20 de agosto.

Aún así, el porcentaje de positivos cuyo foco de contagio sí está identificado y bajo control se eleva al 71,6 % y ha aumentado cuatro puntos en los últimos quince días. Las cifras valencianas son mejores que las registradas en el conjunto de España, donde se ha perdido la trazabilidad en el 32,1% de los casos.

Ocho autonomías, en todo caso, siguen contabilizando un menor volumen de positivos de origen desconocido, pese a que la C. Valenciana presume de ser la que más rastreadores ha incorporado al sistema (1.210) y una de las que más tiene por habitante.

En cuanto a los contactos identificados por cada caso diagnosticado en la última semana, el informe refleja un ligero retroceso en la Comunitat Valenciana. Hasta hace una semana, los rastreadores detectaban entre dos y siete contactos por caso. Ahora ese pico máximo se ha reducido a seis. En cualquier caso, la mediana del territorio se mantiene en cuatro contactos por cada caso, un dato por encima del promedio español, que ha retrocedido de 4 a 3 contactos identificados

Un 43% de asintomáticos

El resto de comunidades se mantienen igual o han mejorado sus ratios. Por encima están Andalucía, Extremadura, Ceuta y Baleares. Con el mismo indicador figuran Melilla, Murcia, Galicia y Cantabria.

Los positivos asintomáticos siguen representando el 43,5 % del total de los casos contabilizados en suelo valenciano desde el 10 de mayo, frente al 56,5 % que sí presentan síntomas. Si se acota el intervalo temporal a las últimas dos semanas, estos últimos han aumentado un 48 %, con 1.389 nuevos enfermos, una cifra equivalente al 33 % de los casi 5.000 nuevos contagios en lo que va de agosto.

El 67 % restante (2.811 positivos) son asintomáticos y muchos de ellos, jóvenes. Como informó ayer este diario, tres de cada diez nuevos contagios son menores de 29 años. Todos los esfuerzos están ahora concentrados en minimizar la transmisión comunitaria y evitar que la covid se extienda entre personas más vulnerables.