La Vicepresidencia Segunda y Conselleria de Vivienda y Arquitectura Bioclimática, a través de la Entitat Valenciana d'Habitatge i Sòl (EVha), ha aplazado el pago de la deuda de alquiler a más de 500 familias residentes en viviendas de la Generalitat, a través de la firma de actas de reconocimiento.

Según ha informado la Generalitat en un comunicado, la firma de estas actas ha supuesto un aplazamiento de 2.129.708 euros. En cuanto a la distribución por provincias, en Alicante se han firmado 276 por un importe de 1.330.476 euros; en Valencia, 263 actas por 753.980 euros, y en Castelló, 15 por 45.252 euros.

Las actas de reconocimiento son "un recurso fundamental para garantizar el derecho a la vivienda a quienes se encuentren en situaciones económicas verdaderamente comprometidas".

Con este método de prórroga de pago, el inquilino o inquilina firma un documento por el que reconoce "voluntaria y expresamente" adeudar a la Conselleria una determinada cantidad de dinero. En ese documento se acuerda entre las partes el establecimiento de un pago aplazado de la deuda contraída y se determina la forma y tiempos de abono.

Según ha indicado el director general de EVha, Alberto Aznar, previamente a la firma de estas actas, personal técnico de EVha se encarga de estudiar la situación concreta de cada unidad familiar, teniendo en cuenta el número de miembros y sus ingresos totales, para determinar las cantidades y los plazos a devolver. "Todo ello con el fin de que estas familias puedan abonar una cantidad que sea asumible a sus ingresos familiares, sin tener que renunciar a sus necesidades básicas vitales", ha asegurado.

Desde la entidad han destacado que, debido a la situación de la covid-19 y al "compromiso social" del Consell, la Conselleria de Vivienda decidió exonerar del pago del alquiler a todas las viviendas públicas de la Generalitat desde los meses de abril a agosto.