30 de agosto de 2020
30.08.2020
Levante-emv

Vall de Almonacid, paisajes en la Sierra de Espadán

Tras la covid-19 y la reclusión obligada, la gente necesitará viajar, volverá a reclamar valores de nuestro territorio y volverá a emocionarse

30.08.2020 | 04:15
Valle de Almonacid, panorámica desde el castillo.

Vall de Almonacid es un municipio castellonense situado en la solana de la Sierra de Espadán, perteneciente a la comarca del Alto Palancia. Situado en la vertiente oriental de esta sierra, el término municipal presenta una orografía de montañas y valles, por donde cruza el río Chico o Rambla de Algimia, afluente del Palancia. Se trata de un término municipal de 21,1 kilómetros cuadrados, que limita con varios municipios del Alto Palancia: al Norte con Matet, al Este con Algimia de Almonacid, al Sur con Castelnovo y Almedijar y al Oeste con Navajas y Gaibiel.
Antiguamente era conocido como Air de Almonecir, una antigua alquería musulmana reconquistada en el año 1238 por Jaime I, quien la donaría a Berenguer de Palou, obispo de Barcelona. Estuvo adscrito al Señorío de Almonacid, y estuvo bajo el dominio de distintas familias hasta su primera Carta de Población, en el año 1582. En el 1610, tras la expulsión de los moriscos, recibirían una segunda carta por los Ximénez d'Urrea, quienes repoblaron Vall de Almonacid con familias aragonesas.

Forma parte del Parque Natural de la Sierra de Espadán, pues se extiende en su sector meridiano-occidental, el paisaje de Vall de Almonacid es variado debido a las notables diferencias de altitud (entre 360 y 813 m.). Destacan las formaciones vegetales de encinas (quercus ilex) e importantes masas de cañares y alamedas en el cauce del río Chico. También se observan especies como el pino carrasco y arbustos como la coscoja o la aliaga. En el término municipal se hallan parajes de gran valor paisajístico como los de Las Balsillas, La Riera, la Fuente de los Gallos y Masía Matuta, que proporcionan un especial atractivo a la localidad, convirtiéndola en destino para los amantes de la naturaleza que a través de las sendas señalizadas recorren este magnífico entorno. El Ayuntamiento ofrece varias rutas temáticas como la de la Biodiversidad, la Memoria Bélica, la Edad Media, el Camino del Agua, la del Río, e incluso una ruta relacionada con los oficios tradicionales.

Paisaje agrario y despoblación

El clima en Vall de Almonacid es de tipo mediterráneo con rasgos de continentalidad con temperaturas medias que oscilan entre los 8° en invierno y los 23° en verano. Unas condiciones climáticas que, junto con la orografía y la acción del hombre han configurado un paisaje agrario protagonizado por el cultivo de secano: almendros y especialmente olivos en las laderas de las montañas. A pesar de haberse reducido a la mitad el suelo destinado al cultivo del olivo desde mediados del siglo XX, hoy se produce cerca de media tonelada de olivas al año que se transforman en aceite de oliva virgen extra en la Cooperativa agraria AYR, fundada en año 1989. Un aceite exquisito producido en una zona de gran valor ecológico que recoge los aromas del entorno.

El visitante podrá hallar los campos de regadío en las riberas del río Chico, cuyo caudal procede de varios manantiales que brotan en sus cercanías y aguas arriba. Se trata de un interesante paisaje de ribera, en el que predominan árboles frutales, en particular el cerezo, y hortalizas destinadas al autoconsumo.

Con apenas 269 habitantes, cifra que ha ido reduciéndose progresivamente desde principios del siglo XX cuando residían unos 900 vecinos, Vall de Almonacid centra su actividad económica en la producción del aceite y en la fabricación de bastones y mangos de herramientas. Como acontece con otros municipios del interior de la Comunitat Valenciana, se trata de una población que ha ido convirtiéndose en destino de una importante población flotante que encuentra en este municipio un excelente territorio para la segunda residencia. Se estima que en períodos estivales se superan las 1.500 personas.

Patrimonio cultural, los testigos de la historia


Localizado en la ladera de un altiplano, Vall de Almonacid es un pueblo en cuesta, cuyo plano urbano está formado por calles estrechas y con pronunciadas pendientes. En él se encuentran testimonios arquitectónicos de su historia, como es la Casa Palacio, construida en el siglo XVI , que se ubica en la plaza homónima, junto a la Fuente de la Rodana.
Destaca también la Iglesia Parroquial de la Inmaculada Concepción. Se trata de un edificio de estilo barroco construido en el siglo XVII. En su interior destaca una pintura sobre tabla del primer tercio del siglo XV, obra del pintor valenciano Jaume Mateu, procedente de una capilla del claustro catedralicio de la Catedral de Segorbe.
El Castillo de Almonecir, del siglo XIII, forma parte del conjunto de elementos arquitectónicos de interés turístico para los visitantes de Vall de Almonacid. Los restos de esa fortaleza se localizan en un cerro próximo al municipio, al que se puede acceder a través de una senda señalizada con paneles explicativos de su historia. De origen musulmán, este BIC (Bien de Interés Cultural) constituía un monasterio musulmán fortificado en el que habitaban los monjes guerreros conocidos como los Murábitin. La fortificación de planta rectangular conserva importantes lienzos de la muralla, un aljibe restaurado y la torre homenaje de cuatro plantas que alcanza los 18 metros de altura. Los visitantes pueden acceder al interior de la torre y disfrutar de una excelente vista panorámica del valle de Almonacid, con las dos poblaciones Vall de Almonacid y Algimia de Almonacid.

En este entorno se han encontrado también diversos vestigios de la edad de Bronce como en los yacimientos de Anchoy y la Cueva de las Balsillas, donde también se han hallado materiales ibéricos y medievales. Las prospecciones realizadas en esta cavidad compuesta por tres salas descubrieron un gran volumen de materiales cerámicos, la mayoría medievales, que se pueden ver en el Museo Municipal de Arqueología y Etnología de Segorbe.
El municipio de Vall de Almonacid se haya en un magnífico enclave natural, en el seno del Parque Natural de la Sierra de Espadán. En él es habitual la alternancia de valores paisajísticos junto con los naturales, de gran atractivo turístico. Dispone de varios alojamientos rurales en el propio parque y en el núcleo de población: la Masía Matura o los Apartamentos Mirasierra. Un territorio vinculado a la cultura del olivo y la producción del aceite, un municipio con atractivos patrimoniales, con paisajes valiosos y valorados, que le confieren la consideración de un pueblo de gran interés turístico. Vall de Almonacid es un destino rural del Alto Palancia que como otros municipios de la comarca padece las consecuencias del éxodo rural. Un paisaje de la despoblación.

Más información sobre el coronavirus en Valencia y toda la actualidad del día


-DIRECTO: última hora sobre el coronavirus en la Comunitat

-Agosto negro en la C. Valenciana

-Las víctimas del miedo al contagio

-Así evolucionan los brotes, que ya ascienden a 440

-Sexo, solteros y mascarillas: la otra fiebre de la pandemia

-Lo que sabemos y no sabíamos del virus (Contenido de suscriptor)

-Mata a un hombre tras abrirle la cabeza en València y se entrega a las horas

-Miguel Herrán: "He sacrificado mi vida entera por ser actor"

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendarios 2020

Calendario Laboral y Escolar Comunidad Valenciana

Consulta el calendario de 2020

Todos los días festivos nacionales, locales y de las ciudades de València, Castelló y Alicante de 2020, así como el calendario escolar para el curso 2019/20.