La Generalitat ha trabajado en los últimos meses en la puesta a punto y ampliación de su plan Mulan -de enseñanza a distancia- que en 2020-21 pasa a denominarse «Mulan 21». La principal novedad es la universalización de las «aulas virtuales» en Webex, que durante el confinamiento estuvieron habilitadas solo para los estudiantes más mayores, que pudieron realizar videoconferencias con sus docentes. Este curso, ya hay 44.600 creadas: un canal de videoconferencias para Infantil en cada centro; otro para cada clase de Primaria; y en ESO, Bachillerato y Formación Profesional, uno por docente. El objetivo de esta mayor cobertura es que el horario lectivo se pueda seguir a rajatabla desde casa, en caso de que una clase tenga que guardar cuarentena y se decida que un colegio no pueda seguir con las clases presenciales. La plataforma Aules ha multiplicado por 7 su capacidad y los centros contarán con unas 70.000 tabletas y portátiles (los 30.000 adquiridos por la Generalitat y 40.000 del programa estatal Red.es.