El Ayuntamiento de Oliva informó ayer de que la «escoleta» El Caragol de este municipio no podrá prestar su servicio a partir de hoy lunes debido a la detección de cuatro positivos de las diez educadoras que conforman la plantilla del centro escolar. Hasta que «las condiciones no lo permitan» la escoleta El Caragol no podrá prestar los servicios escolares, según confirman fuentes municipales. Igualmente añaden que, «a través de los canales oficiales, se informará del día de apertura del centro» y solicitan disculpas a las personas que se vean afectadas por este cierre temporal.

Desde el Ayuntamiento de Oliva también insisten en «pedir a la ciudadanía prudencia, moderación y comprensión en estos difíciles momentos».

Por otra parte, el Ayuntamiento de Sant Joan de Moró (la Plana Ata) realiza este domingo el test serológico de la covid-19 a los escolares del municipio nacidos entre 2003 y 2020 que lo deseen con el objetivo de «iniciar el nuevo curso escolar con las mayores garantías sanitarias posibles».

Las pruebas son voluntarias y están costeadas íntegramente por el consistorio, por lo que son gratuitas. Además, cada uno de los niños y jóvenes que acudan recibirán una mascarilla FFP2 y tres mascarillas sanitarias.

La prueba se dirige únicamente a los 708 alumnos censados en Sant Joan de Moró y aunque es voluntaria se apela «a la colaboración de todas las familias» porque «a más tests, más información y capacidad para aislar el virus».

Las pruebas comenzaban a las 9 de la mañana y los escolares han sido convocados, en función de su apellido, en intervalos de una hora hasta las 7 de la tarde.

Asimismo, el consistorio ha realizado «una exhaustiva desinfección de todas las instalaciones del colegio público de la localidad».