La presidenta del PPCV, Isabel Bonig, ha insistido esta mañana en que es el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, quien debe llamarla si de verdad quiere que el PP apoye los presupuestos de la Generalitat de 2021. “Puig debe descolgar el teléfono. Le prometo que si me manda un wasap no lo filtraré”, ha indicado en clara alusión al líder de Ciudadanos, Toni Cantó, quien avanzó en una rueda de prensa el lunes que tenía previsto verse con Puig para hablar de los presupuestos. Presidencia quería mantener la cita en un ámbito de discrección dado los recelos de sus socios a este acercamiento con el partido naranja.

Al margen de la anécdota, Bonig recordó que fue el PP quien el 16 de abril propuso al jefe del Consell un prespuesto de legislatura y que Puig tiene que demostrar que realmente busca el diálogo. Además, ha asegurado que el PP se ha convertido en el único partido de la oposición que, además, de “estar al pie del cañón” para vigilar al Consell propone alternativas.