La Fiscalía de València ha abierto diligencias de investigación de oficio "ante la gravedad de las imágenes de la residencia de ancianos de Llíria", DomusVi Jardines de Llíria, adelantadas ayer por Informativos Tele 5 y publicadas también por Levante-EMV. Como ayer informó este periódico, una extrabajadora grabó un video en el que se observa un presunto maltrato a los pacientes que caen al suelo, sin que nadie les ayude. También aparecen mayores atados a una silla o viéndose obligados a comer solos a pesar de no poder valerse por sus medios.

La Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas ya anunció ayer que había abierto una investigación para esclarecer los hechos. La residencia ya estaba en el punto de mira de la conselleria que remitió a la inspección en cuatro ocasiones el año pasado y ha decidido imponerle una multa de 174.000 euros por el mal estado del mobiliario y una presunta falta de atención a los mayores residentes.

Desde la dirección del centro han negado los hechos y achacan a la venganza de una extrabajadora a la que no se le ha renovado el contrato la difusión de las imágenes.

Se han vivido momentos de mucha tensión a las puertas del centro.