Los hechos ocurrieron sobre la una y cuarto de la madrugada del día de ayer. Los agentes de patrulla fueron alertados por la Sala del 091 para que se dirigiesen a una plaza del distrito de Abastos donde, al parecer, una mujer habría mordido en el labio a su pareja. Una vez allí, vieron a un hombre con «una herida sangrante en el labio» y averiguaron que éste había llegado al domicilio y, al intentar dar un beso a su pareja, ella le mordió el labio inferior, causándole la lesión porque «estaba enfadada».