Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Propuestas

Una inversión de 21.134 millones para apuntalar la reconstrucción

El presidente anuncia 410 proyectos condicionados al reparto de fondos europeos y estatales contra la pandemia - Los sanitarios percibirán una paga extra y se refuerzan las consultas por las tardes

Una inversión de  21.134 millones para apuntalar la reconstrucción

Una inversión de 21.134 millones para apuntalar la reconstrucción

Durante los 82 minutos que duró su intervención en el debate de política general de ayer, el president de la Generalitat, Ximo Puig, desgranó una hoja de ruta que pone encima de la mesa cinco anuncios estrictamente circunscritos a reforzar el sistema sanitario y un total de 410 proyectos con una inversión global de 21.134 millones de euros hasta 2027 para dotar de vida a la estrategia valenciana para la recuperación.

La materialización de este programa, que no está cerrado, depende en gran medida de la llegada de aportaciones europeas y estatales aún pendientes de concretarse. De ahí las suspicacias de la oposición. En cualquier caso, a la espera de lo que se acuerde con el Gobierno -que ha de coordinar el reparto de los fondos-, Puig quiso presentar un compendio de medidas «a la altura» del gran proyecto político que es «el esperado Plan Marshall» con planes «viables, sólidos, concretos y ejecutables».

El jefe del Consell comenzó su discurso con una batería de guiños al personal sanitario, en pie de guerra por la presión asistencial. Anunció que todos los trabajadores de la sanidad y de las residencias percibirán un plus retributivo antes de acabar el año a modo de reconocimiento por el sobreesfuerzo desplegado durante la pandemia. Además, todos los contratos formalizados se prorrogarán 6 meses más. Frente al colapso de la atención primaria, avanzó que van a incrementarse las consultas abiertas por las tardes en los centros de salud a través de un programa de autoconcierto que pagará un complemento a los profesionales que quieran doblar el turno. Respecto a la estrategia de la reconstrucción, dos de las medidas de mayor envergadura dependen de la voluntad del Gobierno: el fondo de nivelación para compensar la infrafinanciación (1.136 millones) y un plan de infraestructuras vinculadas al corredor mediterráneo.

Puig detalló una veintena de líneas de actuación entre las que destacan los 874 millones para la construcción y reforma de centros sanitarios de atención primaria y hospitales, los 510 millones para construir residencias de mayores y otras infraestructuras sociales o los 504 millones para la rehabilitación de viviendas. 196 millones más se reservan para la recuperación de la Comunitat Valenciana como destino turístico seguro y otros 197 millones para adecuar infraestructuras judiciales, junto a 25 millones para potenciar la cultura y un paquete específico en materia de juventud. Entre otras medidas «verdes», el Consell pretende inyectar 240 millones en un proyecto para salvar l´ Albufera y 144 millones en un pacto por los bosques y contra la despoblación.

El president también anunció una reforma de la arquitectura institucional de la sanidad valenciana con la creación del nuevo Servei Valencià de Salut, a tiempo que incluyó en su discurso la puesta en marcha de una Unidad Valenciana de Emergencias (la UVE), un cuerpo de naturaleza civil con 1.000 efectivos especializados con capacidad para intervenir ante cualquier situación de catástrofe.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats