La Comunitat Valenciana seguirá sin bailar 21 días más. Discotecas, pubs y locales de ocio nocturno mantendrán las persianas bajadas otras tres semanas con motivo de la pandemia de coronavirus en Valencia, Alicante y Castelló. La consellera de Sanitat, Ana Barceló, ha confirmado esta máxima durante la rueda de prensa de esta tarde en la que se han notificado otros 707 nuevos casos y ocho fallecimientos.

Barceló ha afirmado que, sobre el ocio nocturno de Valencia, Alicante y Castelló, "no nos planteamos ningún cambio respecto a esa situación, lo estudiaremos en el futuro si esto se prolonga y estudiaremos qué hacer y cómo combinar la salud con lo que necesitan". "El cierre del ocio nocturno ha contribuido a que la transmisión no aumente y que podamos seguir conteniéndolo", ha afirmado la consellera.

La de hoy es la segunda prórroga que anuncia Sanitat respecto al cierre de los locales valencianos de ocio nocturno tras el anuncio de la medida en la segunda quincena de agosto y la primera prórroga, anunciada ya en septiembre. Esta prolongación de la medida podría aumentar el malestar entre los empresarios del ocio nocturno. "Para entender la magnitud de la catástrofe, basta decir que el 93,2 % de los locales de ocio tienen alquilados sus establecimientos y que el precio medio del alquiler de un bar musical es de 2.400 euros y el de una discoteca 9.600 euros, por lo que cada mes los locales de ocio en España están perdiendo 48,6 millones en alquileres", admite hoy en Levante-EMV Jesús Ortega, dueño del restaurante LaLola y portavoz de la coordinadora de Hostelería de Barrios.