El pleno de las Corts Valencianes ha rechazado esta mañana con los votos en contra del Botànic la iniciativa de Ciudadanos que reclamaba al Gobierno el mismo déficit que ha autorizado al País Vasco o un fondo transitorio de financiación autonómica para evitar recortes en sanidad, educación y servicios sociales.

  En la tercera y última jornada del debate de política general, en la que se han votado las 44 propuestas de resolución de los grupos parlamentarios, Compromís, que defiende el aumento del déficit y tiene presentada una proposición no de ley en este sentido, ha optado por mantener la unidad de voto con sus socios de gobierno, PSPV y Unides Podem, ante la imposibilidad de lograr un acuerdo entre socialistas y Ciudadanos.

  Según ha explicado en los pasillos su síndic, Fran Ferri, ante la negativa de estos partidos a llegar a un acuerdo y el "cierre en banda" de Ciudadanos para negociar una iniciativa que no hablara de recortes, Compromís ha preferido mantener la unidad de voto, aunque mantendrá vivo el debate sobre esta cuestión con una proposición no de ley que tiene presentada.

  El síndic del PSPV-PSOE, Manolo Mata, se ha alegrado por la decisión de Compromís ya que, según ha dicho, la situación de la Comunitat no es comparable con la del País Vasco, y ha considerado que la solución para este territorio no puede ser aumentar el déficit y, por lo tanto, la deuda, algo en lo que ha coincidido la síndica de Unides Podem, Naiara Davó.

 Desde Ciudadanos, el diputado Antonio Woodward ha lamentado que Compromís "se vuelva a subir al carro de la tibieza y de olvidarse de pedir una financiación justa para todos los valencianos".

  La síndica del PP, Isabel Bonig, ha considerado que Compromís ha demostrado "cuál es su verdadera voluntad e intención: el poder, los enchufados y el sueldo público por encima de los intereses de los valencianos", mientras que Vox se ha mostrado en contra de aumentar la deuda y ha defendido la igualdad entre los españoles.

Error en las filas socialistas

Un error de voto de tres diputados socialistas ha impedido aprobar una iniciativa del Botànic que pedía, entre otras cosas, elaborar un plan estratégico de atención primaria, blindar la sanidad pública y seguir trabajando por la recuperación de las privatizaciones. La propuesta ha sido rechazada por 49 votos a favor y 50 en contra.

  El síndic socialista ha explicado en los pasillos de la Cámara que los parlamentarios se han "liado" en la votación, y ha señalado que enmendarán el error presentado una proposición no de ley con el mismo contenido.

  Desde el PP, el diputado José Juan Zaplana ha mostrado sus dudas de que pudiera tratarse de un error ya que, según ha dicho, la propuesta había dejado fuera algunos de los anuncios hechos por el president de la Generalitat, Ximo Puig, en el debate de política general.