Las Sociedades de Pediatría de la Comunidad Valenciana (SVP, SEPEAP, AVALPAP y APEPA) han lanzado la voz de alarma ante la "preocupante situación asistencial" en que se encuentra la especialidad. En una carta dirigida a la Conselleria de Sanidad, estas cuatro sociedades científicas lamentan que, desde la apertura de los centros escolares, "estamos viendo un importante incremento de las consultas derivadas de procesos infecciosos leves que anteriormente no habrían consultado, y que actualmente tienen necesidad de hacerlo con arreglo a los protocolos vigentes". Además aseguran que se está agravando la dificultad para contactar telefónicamente con muchos centros de salud y consideran "inaceptable que en algunos de ellos haya demoras excesivas para conseguir cita, cuando todavía no han comenzado a circular los virus respiratorios estacionales propios del invierno". "Éramos conscientes de que sería un invierno muy complicado, pero el inicio de curso está desbordando estas previsiones", sostienen.

Sostienen los pediatras que muchas agendas de profesionales "están asumiendo consultas excesivas de pacientes diarios" y temen que todo ello "pueda acarrear que procesos que requieran una asistencia prioritaria queden desatendidos, con graves consecuencias para la salud de nuestra población infantil".

Estas circunstancias, unidas al evidente aumento de la crispación social, "suponen un importante deterioro de nuestra imagen pública, multiplicado a partir de la puesta en marcha del sistema de consultas telefónicas como método de cribado". Los pediatras aseguran en su carta que asisten "a continuas críticas en medios de comunicación y redes sociales sobre nuestro trabajo, poniendo en cuestión nuestra profesionalidad y ganas de trabajar, situación que está derivando en que muchos profesionales nos estén trasladando que sufren ansiedad y un profundo desgaste".

Ante esta situación reclaman medidas urgentes "ya que los protocolos actuales depositan en nosotros multitud de tareas añadidas a las habituales, obligan a cribar multitud de síntomas leves y el control de la pandemia resulta inabordable con el personal disponible". Creen necesario establecer un triaje en la población pediátrica que acude directamente al centro de salud y así poder establecer la necesidad de atención urgente o demorable.

Las cuatro sociedades científicas proponen a Sanidad la creación de un grupo de trabajo específico en materia de Pediatría de Atención Primaria "a la mayor brevedad, compuesto por representantes de los diferentes equipos profesionales implicados desde el que analizar este escenario y realizar propuestas para revertirlo". De otro modo, advierten, "vemos inevitable el colapso sanitario a corto plazo en la Pediatría de Atención Primaria, tal y como está pasando en otras comunidades autónomas".

En su carta, los pediatras proponen una serie de puntos que ayudarían a paliar la situación actual de la especialidad y piden a la consellera que valore su implantación.

- El punto que considera prioritario es el de reforzar la Atención Primaria con más personal. En caso de imposibilidad de contratación de personal especialista en pediatría por escasez de profesionales disponibles, las cuatro sociedades científicas piden que se valore la incorporación de pediatras a tiempo parcial desde el ámbito privado y pediatras jubilados que, en las circunstancias excepcionales en las que nos encontramos, podrían realizar una labor de apoyo. Valorar también la contratación de personal de enfermería y de personal no sanitario para rea-lización de tareas bajo la supervisión de personal médico asignado específicamente a la coordinación de estas labores.

- Habilitar un sistema de notificación de PCR negativas a través de SMS.

Revisión de los criterios de realización de PCR en pediatría, como ya se está produciendo en otras comunidades autónomas.

- Creación de un grupo de investigación que analice los síntomas y el contexto epidémico de los casos positivos sintomáticos para afinar criterios que determinen un alto valor predictivo positivo de Covid.

- Disponer de un protocolo claro que establezca la distribución de tareas entre los diferentes agentes sanitarios implicados (pediatría, enfermería, administración, personal de rastreo o Salud Pública).

- Revisión del protocolo de apertura de centros escolares. "Proponemos establecer contacto directo con los responsables de educación para el seguimiento de los protocolos establecidos y afrontar juntos los problemas que vayan surgiendo".

- Potenciar y facilitar el teletrabajo como medida imprescindible para posibilitar la conciliación y como alternativa para el personal sensible o en aislamiento o cuarentena.

- Cuando sea necesario realizar más horas de la jornada laboral establecida, "serán remuneradas adecuadamente dichas horas extraordinarias a aquellos profesionales que voluntariamente las realicen. Somos conocedores de la escasez de personal, y en un esfuerzo de responsabilidad que antepone nuestra vocación de servicio público, algunos pediatras se han ofrecido voluntariamente a aumentar su horario de trabajo".

- Apertura de PAS y PAC durante las 24 horas como medida de refuerzo.

Revisión periódica de estas medidas y comunicación constante para reevaluar la situación y estudiar la implementación de nuevas medidas complementarias si fuera preciso.

- Por último, reclaman la puesta en marcha de una amplia campaña divulgativa, dirigida a explicar con claridad a la población las medidas de atención sanitaria establecidas y su motivación, especialmente en lo relativo a la implantación de la atención sanitaria telefónica, "para evitar una mayor erosión de la imagen de la Atención Primaria entre la población". Este deterioro "repercute en nuestro ejercicio y a muchos pediatras les está suponiendo una importante carga emocional adicional". En ese sentido, "creemos que desde la Consellería se debería hacer además un llamamiento a los medios de comunicación de la Comunidad, apelando a su responsabilidad y a capacidad para alcanzar a la población, para que más allá de la propia campaña que sugerimos, contribuyan a que la población comprenda mejor los mecanismos establecidos y su oportunidad para minimizar el riesgo de infección, ofreciendo al mismo tiempo una atención sanitaria de calidad".