30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Botànic retoma sus encierros para limar los escollos de la reconstrucción

El cónclave será más corto y con menos afluencia

La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, junto al presidente Ximo Puig, ayer.

La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, junto al presidente Ximo Puig, ayer.

Será una jornada de convivencia más corta y con menos afluencia que en otras ocasiones, pero al décimo seminario de gobierno programado por el Botànic -el primero desde que estalló la pandemia- no le faltará miga. El ejecutivo autonómico retomará el próximo fin de semana en el Valle de Ayora-Cofrentes su ritual de encierros semestrales a las puertas de tener que acordar los presupuestos más complejos de los últimos años, en un momento en el que el debate de política general ha evidenciado más si cabe la dificultad de cuadrar los intereses de los socios del tripartito con los acuerdos de la reconstrucción postpandemia alcanzados con la oposición.

El desafío que implica amoldar dichos compromisos a los objetivos trazados para cada conselleria en el curso político que acaba de iniciarse será precisamente uno de los principales asuntos de discusión (y también uno de los más espinosos) en el marco del encuentro, con el objetivo en el horizonte de intentar limar al máximo los escollos surgidos y alcanzar el máximo consenso posible. Conjugar los intereses de cada departamento y las obligaciones que marca la hacienda autonómica nunca ha sido fácil, pero la situación económica y la nueva hoja de prioridades que impone la pandemia añaden obstáculos y fricciones al juego de equilibrios y renuncias entre promesas ejecutables y partidas presupuestarias. Sobre todo ahora que no se descarta la posibilidad de pactar las cuentas con la oposición.

Aunque el décimo seminario de gobierno debería haberse celebrado en julio, el Consell decidió aplazarlo como consecuencia de la oleada de rebrotes y la necesidad de planificar antes la desescalada y la reconstrucción. El último cónclave fue en la Marina Alta en febrero, en un mundo que nada tenía que ver con el actual. El viernes que viene, el pleno del Botànic se reunirá en Ayora, aunque la jornada de convivencia propiamente dicha será en Cofrentes, en lo que pretende ser un guiño al interior valenciano. A diferencia de otras ediciones, el «encierro» solo se extenderá a lo largo de un día y medio (concluirá el sábado a mediodía), cuando habitualmente se alargaba durante un fin de semana completo.

Al mismo tiempo, la cita servirá para retoma el trabajo de evaluación y monitorización de los objetivos de legislatura que se va marcando el Botànic, así como para planificar el trabajo de los próximos meses. «El de este gobierno es un método de trabajo serio y responsable», defendió ayer la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, que justificó el retraso del último seminario por la incertidumbre acerca de la evolución del virus.

El cónclave abordará la incorporación a la acción del gobierno de los resultados de las mesas de diálogo social, territorial y político que se cerraron en julio en el marco de los pactos de reconstrucción. Esta misma semana se ha comprobado que dichos compromisos colisionan frontalmente con la defensa de nuevas reformas impositivas progresivas abanderadas por los socios del Botànic (que la oposición rechaza) y con la idea de Unides Podem y Compromís de anteponer el acuerdo de legislatura. La cita contará con menos asistentes que otros encuentros similares del pasado para cumplir con las medidas de seguridad. En cualquier caso, los contenidos y los temas más sectoriales están pendientes de ser perfilados por los diferentes equipos a lo largo de la próxima semana.

Las claves

Cooperación municipal. Fondo para compensar a los municipios turísticos  

El Consell dio luz verde ayer al decreto que regula la línea  del Fondo de Cooperación Municipal para Municipios Turísticos, cuyo fin es compensar el gasto adicional que soportan por la prestación de servicios a población no residente. 

Justicia. 27 millones para suprimir el papel en los juzgados

La Conselleria de Justicia invertirá 27 millones en tres años para cumplir el objetivo del 'papel cero' en los juzgados, con la implantación del expediente digital que sustituirá a los legajos. 

Empresas públicas. Ampliación de capital de 13,5 millones en Cacsa 

El Consell aprobó ampliar el capital social de la mercantil Ciudad de las Artes y de las Ciencias en 13,5 millones mediante la emisión de 3.389 nuevas acciones nominativas. 

Compartir el artículo

stats