Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ismael Furió: "Si Interior sigue militarizando la costa, en dos años veremos más pateras en la C. Valenciana"

Patrón de la "Salvamar Pollux" de Salvamento Marítimo

Ismael Furió, junto a la embarcación Salvamar Pollux.

Ismael Furió, junto a la embarcación Salvamar Pollux.

«No hemos rescatado un inmigrante ilegal en nuestra vida. Ni tampoco a un inmigrante. En nuestra vida. Jamás. Yo rescato náufragos. Sé que hay un barco en problemas y a bordo una persona que necesita que le rescaten. Vas a la localización y a veces te encuentras un velero con unos ingleses, un pesquero con sus pescadores, y a veces llegas y hay una embarcación neumática con 80 magrebíes». Ismael Furió es patrón de la Salvamar Pollux y trabajador de Salvamento Marítimo, también es secretario de organización del Sector Mar y Puertos de la CGT, sindicato mayoritario en la flota.

Lleva media vida dedicado al rescate de náufragos, en 2006 vivió de primera mano la crisis de los cayucos en Canarias, y quince años después este sindicalista da la voz de alarma sobre la falta de medios en la flota de Salvamento y la ineficiente gestión del Ministerio de Interior, que ha provocado la apertura de nuevas rutas de pateras, una de ellas hacia Alicante y Murcia.

Hace poco se filtró una conversación entre una Salvamar y la Guardia Civil que muestra una peligrosa descoordinación en un rescate ¿Estas situaciones son habituales?

Sí. Y se puede comprobar. Desde 2017 la Guardia Civil empezó a impedirnos desembarcar. Hemos llegado a tener cien personas retenidas durante ocho días en la cubierta de un barco sin comida ni agua. Luego en 2018 y 2019 empezaron a pedirnos viajes. Si recogías a alguien en Tarifa te pedían que desembarcaras en Málaga. Todo para ahorrarse un autobús. Puede que la gente lo vea normal, pero nuestra lancha (la de la foto) tiene 21 metros de largo y unos 6 de ancho, y solo tenemos tres chalecos salvavidas para los tripulantes. Ahí hemos llegado a trasladar a más de cien personas. Lo que dice la legislación es que hay que desembarcar en el puerto más seguro, así que pedirnos un transporte es un riesgo y una ilegalidad. En la mayoría de nuestras intervenciones cargamos al doble de personas que el barco puede soportar de forma segura. Pero claro, esas personas están en un bote hinchable.

¿En este tiempo ha ocurrido alguna desgracia?

¿A bordo? La desgracia es el día a día. Muere gente porque está destrozada, a veces en las pateras no rescatas a todo el mundo, la gente se avalanza, vuelca la barca y algunos se pierden en la maniobra... Esto es el día a día. Muchas veces sales a buscar pateras que no encuentras. Esto pasa.

El año pasado se duplicaron las llegadas de pateras a Alicante ¿Qué está pasando para que los migrantes lleguen a la Comunitat Valenciana y no busquen una ruta más corta y segura como, por ejemplo, Andalucía o el estrecho?

Están llegando, y cada vez más, a Alicante, porque el estrecho de Gibraltar y el Mar de Alborán se han militarizado. A día de hoy la Marina Real marroquí y la Guardia Civil tienen blindada esa zona, así que los flujos migratorios se han desplazado y se han abierto otras rutas. Una hacia Canarias, desde el sur de Marruecos y Mauritania, que tiene menos presencia policial pero es mucho más arriesgada. Hablamos de 1.200 km. Y en nuestro caso ocurre lo mismo, el flujo migratorio se está desplazando hacia el norte. Primero empezó en Málaga, después Almería, el año pasado llegaron a Cartagena y ahora rescatamos pateras entre Xàbia y Benidorm. Si Interior sigue militarizando la costa y aumentando la presión vamos a ver muchas más pateras en Alicante y València en un par de años. Al final estas personas quieren llegar aquí como sea, y esto no lo van a impedir ni mil, ni dos mil barcos de la Guardia Civil. Cada vez que militarizaremos una ruta buscarán otra diferente.

¿A qué te refieres con «militarizar» la costa?

A cerrar acuerdos con la Marina Real marroquí para que se hagan cargo de personas que el año pasado habríamos rescatado y trasladado un puerto seguro. Presión militar es devolver una patera a Marruecos cuando está mucho más cerca de España, o tener que desembarcar en Alborán, una isla que no tiene nada, para que deporten a estas personas a su lugar de origen después de días abandonaos allí.

¿Qué papel juega Frontex (Agencia Europea de Guardia y Control de Fronteras) en vuestro trabajo?

De momento, Frontex no participa en los rescates. Si preguntas a los trabajadores de salvamento te dirán que son unas personas que solo se acercan al muelle con una carpeta a preguntar cuántas personas van. Vivas o muertas, da igual. Apuntan el número para entregar dinero a cada país por la tasa de migrantes que reciben. Como si fuera una gestión de residuos. De hecho cuando ellos preguntan «¿Cuántos van?» la respuesta de muchos patrones es «Si, están bien.»

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats