30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mireia Mollà: "Es el momento de poner impuestos verdes, quien contamina ha de pagar"

Mollà aboga por bonificar las buenas prácticas ambientales y asegura que Territorio no ha pedido aún otra memoria ambiental de Intu Mediterrani

Mireia Mollà, entrevista 26-09

Mireia Mollà, entrevista 26-09

Consellera de Agricultura y Emergencia Climática. Mireia Mollà i Herrera (Elx, 1982) insiste en que la Comunitat Valenciana está «en el epicentro de la emergencia climática», y que las políticas de mitigación y adaptación «se han de hacer ya». «No puede acabarse la legislatura y no haber estado a la altura», enfatiza.

Ximo Puig anunciaba el lunes que se van a replantar quince millones de árboles. ¿Quién va a hacer esos trabajos?

La estructura forestal del mediterráneo es muy distinta y más compleja que la del resto de Europa, que es quien nos interpela a esa gran reforestación. Pero nosotros hemos de situar esa exigencia de la UE en nuestro contexto, que no es tanto por números como por calidad y ordenación. Es probable que se haya exagerado la cifra. Se trata de plantar lo adecuado con especies autóctonas y resilientes. En algunos puntos, incluso, habrá que quitar masa boscosa.

No son pocas las voces que señalan que lo que hay que hacer es gestionar el monte, que en algunos puntos puede ser un polvorín.

Cada vez los efectos del cambio climático y la sequía afectan más, pero se está haciendo una buena gestión forestal incluso tras años con recursos muy mermados. No podemos negar que hay elementos de debilidad, pero la cantidad de lluvias ha venido bien.Se ha aumentado el número de personal en prevención y el servicio de emergencias está actuando de forma muy ágil. Monòver, este verano, fue una buena prueba. Los vecinos insistían en que nunca habían visto tanta movilización de aviones.

Otra propuesta del president de la Generalitat fue una inversión de 240 millones «para salvar l’Albufera». Concrete algo más.

Fue un montante global de lo que es un proyecto muy ambicioso, con un elemento que igual no se destacó en el debate y que pasa porque llegue más agua del Xúquer. Eso es algo que ha de ser un compromiso real y firme de la Confederación Hidrográfica. Hay que evitar los vertidos, solucionar el tema del colector Oeste, los tanques de tormenta o la reparación de «motes». Todo eso es un paquete, pero sin el agua en cantidad y calidad no vamos a ningún lado.

"No estoy de acuerdo con que la ministra Ribera siga con las subvenciones a coches contaminantes"

Mireia Mollà - Consellera de Agricultura y Emergencia Climática

decoration

Desde el Ayuntamiento de València su mismo partido, Compromís, reclama a la Generalitat un contrato de mantenimiento diario para el lago. Critica la falta de presupuesto propio para el Parc Natural.

El lago de l’Albufera se había perdido totalmente de la agenda de la Generalitat. La última inversión era de 2008. El abandono era absoluto y también la degradación, pero tampoco estamos en la UCI. Este plan de inversiones es iniciativa del Consell y l’Albufera es un elemento de la reconstrucción. Se podrían solicitar fondos europeos para otras cosas, pero se pide para este proyecto, lo que muestra el compromiso del Botànic con el humedal.

Su conselleria tiene cuatro patas, a cada cual con mayores exigencias, especialmente en tiempos de emergencia climática. ¿Ha pedido más dinero a Vicent Soler?

No hay que olvidar que estamos en una situación de infrafinanciacion, pero continuaré exigiendo a este gobierno, porque no es una cosa de Soler, más presupuesto. Si hemos declarado la emergencia climática necesitamos más medios humanos. Sin ellos, la gestión es muy compleja y no puedes ejecutar los proyectos ni reclamar fondos europeos. Somos la conselleria con más puestos sin cubrir.

"L’Albufera es un elemento clave en la reconstrucción y que muestra el compromiso del Botànic con el lago"

Mireia Mollà - Consellera de Agricultura y Emergencia Climática

decoration

El artículo 79 de la Ley de Cambio Climático recoge que las entidades que promueven la planificación y ejecución de infraestructuras críticas como son los puertos tendrán que incorporar los aspectos del cambio climático. ¿Un escollo más para la ampliación norte de Aurelio Martínez?

No condiciona el proyecto de ahora porque no tiene el amparo de la DIA actual. El modificado lo presentó Aurelio Martínez hace unas semanas al ministerio de Transporte. Habrá que ver en qué consiste y deberá pasar otra evaluación ambiental, porque no es positivo. Cumple las expectativas del puerto, las comerciales y las empresariales, y de la empresa concesionaria, pero no las ambientales. Ni de València ciudad, ni de su entorno, porque condiciona el litoral. La última evidencia, muy virulenta, la tuvimos con Gloria. La regresión de las playas está documentada por parte del órgano ambiental del ministerio, que dota de dinero público todos los años para reconducir una situación que provocan las obras del puerto. ¿Qué tenemos que esperar? ¿Otro temporal? Aurelio Martinez defiende unos intereses, los suyos, y yo defiendo los medioambientales.

¿Es el momento de imponer una fiscalidad verde?

Sí, es el momento de poner impuestos verdes, porque quien contamina ha de pagar.

¿En plena crisis?

Tú no habrás de pagar si haces las cosas bien. Qué sentido tiene que se marque un horizonte para 2050 con vehículos individuales que no contaminen y tú no fijes una fecha, que nosotros situamos en 2023, para que las nuevas matriculaciones sean ya sin emisiones . Lo que has de conseguir son los incentivos para que sea una transición justa para el ciudadano de a pie. Comprar un coche que no toca no puede estar bonificado. No estoy de acuerdo con que la ministra de Transición Ecológica o el Gobierno siga con las subvenciones a vehículos con emisiones, cuando lo que deberían hacer incentivado son los eléctricos para que sean más competitivos. Lo que has de tener claro es lo que has de penalizar y lo que has de bonificar.

Este periódico publicaba hace unos días que han «perdonado» a las azulejeras los 240 millones que pensaban recaudar por las emisiones con esa nueva ley.

Eso es una cosa del Estado. Hay un debate abierto de qué empresas han de pagar por las emisiones o cuáles han de compensar. Avanzaremos en esa fiscalidad en esta legislatura. Las azulejeras son un sector importante para la economía valenciana, pero tendrán que pagar al final como cualquier otra actividad con emisiones contaminantes.

Se lo digo porque al final da la sensación de que se recula cuando hay presiones o cuando se esgrimen los puestos de trabajo.

Nosotros no trabajamos con que se pierden empleos, porque la transición ecológica generará oportunidades, aunque hay sectores que se verán afectados. Claro que sí, pero está en el pacto del Botànic luchar contra la emergencia climática. Esta Ley de Cambio Climático y Transición Ecológica es lo primero, pero no será lo único. Y no estamos recibiendo presiones de nadie.

¿Cuál el objetivo de su conselleria para estos tres años que quedan de gobierno?

Las políticas se han de hacer ya, no puede acabarse la legislatura y no haber estado a la altura.

Un centenar de municipios han solicitado ayudas para elaborar sus planes de adaptación al cambio climático.

Sí. Esta primera tanda es para movilidad sostenible y eficiencia energética.En este momento de pandemia lo primero esta muy reclamado porque el transporte colectivo esta cuestionado. Hay que reconocer a los que se atrevieron a dar los primeros pasos como es el caso de València, porque son un impulso para el resto. Joan Ribó tiene muy claro ué ha de tener València y no son brindis al sol, pero hay que tener la capacidad de afrontar esos cambios con valentía.

"Me sorprende la sentencia de Intu. No podemos estar modificando las aberraciones ambientales de los promotores"

Mireia Mollà - Consellera de Agricultura y Emergencia Climática

decoration

Ecologistes en Acció ha puesto una demanda en el Tribunal Superior de Justicia contra su conselleria por la ausencia de planes anticontaminación.

Es el Estado quien ha de dar el marco de seguridad y quien nos ha de amparar aunque hagamos las mediciones.

El Tribunal Supremo, sin embargo, en una reciente sentencia señalaba que las comunidades autónomas no pueden utilizar ese argumentario como excusa para no redactar sus propios planes.

Y hemos iniciado la redacción, somos de las pocas autonomías que lo hemos hecho, pero necesitamos tener una planificación clara que venga del gobierno .

¿En qué punto se encuentra el proyecto del megacentro comercial Intu Mediterráni?

Ha de ser la Conselleria de Territorio quien nos diga que hemos de redactar una nueva memoria ambiental. Y eso no ha sucedido aún.

Pero vamos, que por mucha memoria que redacten ... ustedes no contemplan que en ese punto se construya algo así.

Nuestra opinión es la misma. Se trata de una una infraestructura que no es positiva ambientalmente. Y he de mostrar mi sorpresa cuando el juez te dice que tú has de dar la solución. No puedo hacerle el proyecto a Intu. Los técnicos de la conselleria no pueden modificar las aberraciones ambientales que presentan los promotores ni estar a su servicio. Por eso la sentencia me sorprende y creo que la Justicia no ha entendido la finalidad de esa memoria ambiental que no es diseñarle el proyecto a nadie, sino valorar si es apto o no ambientalmente.

Mireia Mollà, consellera de Agricultura y Emergencia Climática.

Parece que el tiempo de los trasvases tal como lo conocemos toca a su fin por lo reacio que se ha mostrado el actual ministerio.

Yo no tengo esa idea y cuando he hablado con la ministra Teresa Ribera, tampoco. No voy a caer en guerras del agua como el Partido Popular. Hemos de ser sensatos, tenemos unas necesidades hídricas y los trasvases son irrenunciables pero tampoco deberíamos obviar la reutilización, la modernización de los regadíos, las prospecciones o mejorar la red para que no haya pérdidas. Hay muchas cosas por hacer en el ciclo del agua.

Su predecesora en el cargo, Elena Cebrián, y el president Ximo Puig hablaron mucho en la anterior legislatura de aumentar el uso de agua reutilizada para el riego agrícola. Pero las memorias de la Entidad Pública de Aguas Residuales revelan que la Comunitat Valenciana se ha estancado en el último lustro . Casi el 70 % de las aguas tratadas van todos los años a los ríos y al mar.

Dentro de los fondos de reconstrucción hemos pedido 1.200 millones para esta materia. Desde la Epsar estamos reorganizado infraestructuras necesarias, con una modernizaron global de todas las depuradoras para que los tratamientos sean completos y no cargar sobre el regante ese costo.

Se ha escrito mucho sobre sus desavenencias con el secretario de Agricultura Francisco Rodríguez Mulero, que es socialista.

No creo que yo tenga peores relaciones que otros consellers con sus secretarios autonómicos.El mestizaje era esto, que no acabara imponiéndose una cosmovisión o que una parte del gobierno acabara dirigiendo desde el primero hasta el último escalón.

¿Qué rama de su conselleria le quita más el sueño?

El tema agrario es el que más me preocupa, lógicamente, porque tiene muchos frentes. En la parte de medio ambiente cada paso parece que sea un avance positivo, en residuos o en medio natural. La vertiente agrícola, ganadera o pesquera, tiene agresiones constantes.

¿Los intereses de agricultura y medio ambiente no chocan dentro de la misma conselleria? ¿No sería mejor ir por separado?

Colisionan pero han de convivir igual que colisionan Obras Públicas o Economía con otras consellerias. Y es lógico que estén juntas porque se tocan muchísimo. La Política Agraria Común (PAC), por ejemplo, tiene una parte de forestal o medio natural.

"Algunos cítricos de fuera son un cóctel tóxico"

¿Cómo va el proyecto para montar un lobby que defienda el sector hortofrutícola en Bruselas ?

Tengo el compromiso de reforzar la parte politica. Para hacer lobbby has de hacer presión, has de estar presente, has de influir y tengo el compromiso del president Puig y de Joan Calabuig de que tendré presupuesto para llevarlo a término con gente en Bruselas del sector.

¿Qué espera de esta campaña? ¿Será mejor en precios para el agricultor?

Creemos que sí. Los datos de los aforos son buenos, hay mayor producción y podremos colocar más y mejor.

La Unió denuncia que ha detectado cítricos importados en supermercados con productos no permitidos por la Unión Europea.

Algunos son un cóctel de tratamientos. Un cóctel tóxico. Es una barbaridad, con hasta 7 o 8 productos aplicados para lo mismo. Un cartel debería indicar: esto es un zumo de naranja valenciano y otro debería mostrar un simbolo tóxico que indicara: esto viene de fuera.

Compartir el artículo

stats