«Cada desahucio es ahora cosa vuestra». Con ese mensaje, dirigido a todos los grupos políticos, activistas de la Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH) realizaron ayer una concentración en el centro de València para exigirle al Gobierno la «urgente aprobación» de un decreto ley que establezca una moratoria de todos los desahucios de familias en situación de vulnerabilidad y sin alternativa residencial, al menos, hasta el 31 de diciembre de 2021.

Concentración antidesahucios de la PAH en la plaza de toros de València

Es decir, ni un desahucio más a personas vulnerables en 15 meses. En la concentración participaron alrededor de 60 personas que, guardando las medidas de seguridad obligadas por la pandemia de la Covid-19, reclamaron la «paralización de los desahucios», según aseguró José Luís González Meseguer, uno de los portavoces de PAH València. González Meseguer explicó que durante el segundo trimestre de este año se produjeron en España, en menos de veinte días, cerca de 1.400 desahucios, 129 en la Comunitat Valenciana, aunque ha precisado que no son «datos reales» porque los juzgados han estado cerrados hasta el 4 de junio» y desde esa fecha, en la que comenzaron las órdenes de alzamiento, «se han retomado con fuerza los desahucios de aquellas familias en situación de vulnerabilidad que ya lo estaban antes de la pandemia». Y es que entre el 1 de enero y el 13 de marzo (momento en el que se decretó el Estado de Alarma) hubo 20 desahucios diarios en territorio valencia no. 

Desde la PAH aseguran que las medidas adoptadas por el Gobierno durante la pandemia «no fueron suficientes», con decisiones como frenar los desahucios durante unos meses a las familias que podían demostrar que estaban afectadas por la covid-19, «que no protegía a miles de familias vulnerables». Por eso reclaman ahora un decreto ley. El decreto, señalan desde la PAH, podría dar solución a la situación actual, ya que el 30 de septiembre finaliza la moratoria de paralización de desahucios para casos de hipoteca y el 31 de di ciembre para alquiler, de las afectadas a consecuencia de la pandemia.

Proponen que los pisos vacíos de la Sareb y de Bankia se "utilicen como parque público de forma temporal"

También reclaman que este decreto ley «homologue la protección de todas las personas en situación de vulnerabilidad, con independencia del origen de esta situación; que disponga la utilización como parque público temporal de las viviendas propiedad de la Sareb y de Bankia; y que se revalorice el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (Iprem) de acuerdo con los incrementos del salario mínimo interprofesional».

González Meseguer señaló que, aunque no han recibido el apoyo de partidos como el PP, Vox o Ciudadanos, si lo han obtenido de formaciones como Compromís, ERC, CUP, Bildy, BNG o Más Madrid, por lo que si el «Gobierno progresista presenta el proyecto de decreto podría tener la mayoría parlamentaria». También considera que las redes sociales y los medios de comunicación están creando un «alarmismo sin precedentes» dando a entender que la ocupación de la primera vivienda es algo habitual cuando «eso es falso y hay cobertura legal para resolver el tema con rapidez».