Un vecino de Cheste detenido el pasado miércoles por tráfico de drogas en una operación conjunta del grupo de estupefacientes de la comisaría de Policía Nacional de Torrent y de la Policía Local de Cheste huyó ayer de los juzgados de Requena tras ser puesto a disposición judicial. El presunto traficante saltó por el hueco de las escaleras cuando iba a ser conducido a declarar ante el Juzgado de Instrucción número tres de Requena, y huyó a toda prisa de las dependencias judiciales. Finalmente fue localizado y detenido a unos kilómetros de distancia por una patrulla de la Guardia Civil de Requena al quedar enganchado en unos zarzales.

El arrestado, que fue detenido junto a su pareja en Cheste, se dedicaba presuntamente al tráfico de drogas al menudeo vendiendo marihuana y cocaína desde un bajo en la calle Facundo Sánchez. La Policía Local de Cheste había detectado mucho movimiento de clientes, incluso menores de edad, y personas que venían de fuera del municipio y otras localidad de la Hoya de Buñol a comprar sustancias estupefacientes.

Así, tras seis meses de seguimiento, agentes de la Policía Nacional de Torrent, en colaboración con la Policía Local de Cheste, montaron un operativo que culminó el miércoles con la detención de dos personas, un hombre de unos 35 años y su pareja, ambos españoles y vecinos de la localidad.

En el registro domiciliario los agentes intervinieron distintas cantidades de marihuana y cocaína, así como dinero fraccionado. Se calcula que el sospechoso podía ganar entre 900 y 1.000 euros diarios con la venta de estas sustancias. El juez ha acordado su ingreso en prisión provisional .