Ximo Puig sigue en estado de gracia. El president de la Generalitat es el político valenciano más conocido y, además, es también el mejor valorado. El que saca la nota más alta y el único que aprueba. El resto de dirigentes no llega al cinco, aunque la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, y el vicepresidente segundo del Consell y dirigente de Podemos, Rubén Martínez Dalmau, progresan adecuadamente y son los que más han mejorado su valoración. Así se desprende de la encuesta que, con motivo del 9 d’Octubre, ha elaborado la empresa demoscópica Invest Group para Levante-EMV, Mediterráneo e Información. Un sondeo que muestra como en el año del coronavirus la mayoría de líderes valencianos sube de nota y, aunque muy ligeramente, mejora la visión que la ciudadanía tiene de la política. Solo Mónica Oltra, Amparo Marco y José María Llanos obtienen menos puntuación que en la encuesta de octubre del 2019.

Con una nota de 5,32, el jefe del Consell es el dirigente valenciano que obtiene una mayor calificación. Además, Puig saca la mejor puntuación en la serie de sondeos (en la muestra del 2019 también aprobó, pero obtuvo un 5,11 % y es el más popular. Le conoce el 91,6 % de los valencianos, casi un 8 % más que doce meses atrás.

Por detrás del president, aunque ya por debajo del 5, el segundo político más valorado es Joan Ribó. El alcalde de València escala posiciones, roza el aprobado (4,92) y mejora ligeramente respecto al sondeo del año pasado, cuando sacó la cuarta mejor nota.

Otra dirigente que sube es Isabel Bonig. Pese a que la encuesta de Invest Group la sitúa en el puesto número ocho (los valencianos le dan a la lideresa del PP una nota de 4,26), la exalcaldesa de la Vall d’Uixó obtiene un relevante incremento sobre los 3,97 puntos del año pasado, que la hacen superar por primera vez en la serie de sondeos los 4 puntos. Bonig es además, junto al jefe del Consell, la política que más aumenta en notoriedad. La conoce el 55,3 % de los valencianos, un 8,3 % más que hace cuatro años.

El presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, también escala posiciones. Los valencianos le puntúan con una nota de 4,9.

Peor parada sale Mónica Oltra. A la vicepresidenta y portavoz del Consell parece que le ha pasado factura la gestión de las residencias de ancianos y menores, y ocupa el la cuarta posición en el ranking de los más valorados (en 2019 se situó la tercera). Y eso que es una de las políticas más mediáticas y también de las más conocidas, dado que su popularidad supera el 78 %. No obstante, desde que en el año 2015 entró en el primer Pacte del Botànic, la dirigente de Compromís ha ido perdiendo puntuación y los valencianos solo le otorgan un 4,85, lo que supone una nueva disminución en su trayectoria desde el resultado obtenido en el sondeo del 2016, cuando logró un 5,42 y fue la política valenciana con una nota más alta.

De los diez políticos de la Comunitat por los que pregunta el sondeo de Invest Group, la alcaldesa de Castelló se sitúa justo en la mitad de la tabla. Los valencianos dan a la socialista Amparo Marco un 4,59, una nota que supone un significativo descenso respecto a la conseguida hace un año, cuando logró aprobar con un 5,05 y se situó a tan solo 6 centésimas del president Puig, si bien con un grado de conocimiento por la ciudadanía inferior.

Por detrás de Amparo Marco se coloca Luis Barcala. El alcalde de Alicante, del PP, mejora algo su valoración respecto al año pasado y obtiene un 4,52. El vicepresidente segundo y conseller de Vivienda, Rubén Martínez Dalmau, también progresa y obtiene una calificación de 4,41 puntos, una cifra que le aproxima poco a poco a la que consiguieron sus antecesores en el partido , Antonio Montiel y Antonio Estañ. Su índice de conocimiento, no obstante, es del 23,1 %.

Cierran la lista de políticos peor valorados Toni Cantó y José María Llanos. El actor y síndic de Ciudadanos en las Corts es conocido por ocho de cada diez valencianos (es el segundo político más popular), pero a la hora de calificarlo la ciudadanía le da solo un 3,8, un resultado similar al del año pasado. No obstante, Cantó abandona la última posición (un puesto que había mantenido en los últimos dos sondeos), y ese lugar ahora lo ocupa José María Llanos. El portavoz de Vox en las Corts y virtual líder de la formación de ultraderecha, al que solo conocen el 17,1 % de los ciudadanos encuestados, obtiene una nota de 3,73, un sustancial descenso respecto al resultado del pasado año, cuando su valoración ascendió a 4,24.