En un intento por cambiar la orientación de años de debate, esfuerzos y lucha para promover el desarrollo económico y social de las naciones más pobres del mundo, la Asamblea General de las Naciones Unidas firmó hace 20 años la Declaración del Milenio, un documento histórico por el que se comprometieron a alcanzar, antes de 2015, un conjunto de 8 objetivos cuantificables, como la reducción de la pobreza extrema y el hambre a la mitad, la promoción de la igualdad de género o la reducción de la mortalidad infantil.

En 2015, todos los Estados Miembros de las Naciones Unidas volvieron a reunirse y acordaron otros 17 Objetivos como parte de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Estructurados en base a 5 pilares vertebradores -planeta, personas, prosperidad, paz y alianzas-, los ODS agrupan 169 metas a conseguir antes de 2030.

En la actualidad, la crisis sanitaria provocada por el coronavirus ha definido un nuevo contexto a nivel mundial y amenaza seriamente el cumplimiento de los ODS, debido a las repercusiones sociales y económicas derivadas de la pandemia.

En este sentido, el confinamiento ha obligado a repensar el valor de las viviendas y la calidad de vida de sus habitantes, entre otras cosas. Con tal de dar respuesta a esta nueva necesidad, Banco Sabadell amplía su apuesta por la sostenibilidad y la filosofía medioambiental como foco de su estrategia para el lanzamiento de nuevos productos financieros.

Este compromiso queda reflejado en la oferta del préstamo ‘Expansión Reformas’, destinado a todos aquellos clientes que se plantean acometer obras en su inmueble y que primen el uso de materiales reutilizables, seguros o que representen un avance en el camino hacia la sostenibilidad. Con esta iniciativa, Banco Sabadell amplía su cartera de productos a unos clientes cada vez más comprometidos con el medio ambiente y el cambio climático, factores en alza en la sociedad actual.

Banco Sabadell avanza en labor mediambiental, como entidad comprometida, tras la puesta en marcha del marco para impulsar la financiación de bonos sostenibles: «En Banco Sabadell damos un paso más en nuestra labor no sólo financiera, sino también social al abrir un abanico de nuevas posibilidades a aquellos clientes que buscan mejorar las condiciones de su vivienda, en función de criterios ecológicos, que compartimos ya que redundan en el conjunto de la sociedad», afirman fuentes de la entidad.

Además, Banco Sabadell acompaña a sus clientes e identifica sus necesidades, por lo que acompasa el lanzamiento de nuevos productos a la demanda social, lo que le convierte en un agente dinamizador de la innovación y alineado con los valores exigidos por una sociedad cada vez más exigente.

Por último, la entidad bancaria reivindica el papel de las entidades financieras como agentes de cambio social, comprometidas con las prioridades y objetivos de una sociedad que busca alternativas en el mundo de la sostenibilidad para garantizar su futuro.

En relación con el compromiso adquirido por el Banco Sabadell con la sostenibilidad medioambiental, la lucha contra el cambio climático y el desarrollo social, la entidad puso en marcha recientemente el marco para la emisión de bonos vinculados a los ODS.

Con la definición de ámbitos prioritarios de actuación y la identificación de criterios, Banco Sabadell impulsa la emisión de bonos verdes, sociales y sostenibles. Con ello, da un paso más en el ejercicio de su responsabilidad como agente vertebrador de una economía sostenible

Con esta iniciativa, Banco Sabadell pone en valor el papel de las instituciones financieras en la movilización de capital para avanzar en la transición hacía una economía eficiente en los recursos y con bajas emisiones de carbono.

Los bonos verdes irán orientados a proyectos con beneficio medioambiental, como la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, la prevención de la contaminación y la adaptación al cambio climático. Las categorías en este ámbito priorizan las energías renovables, el control y prevención de la contaminación, la gestión sostenible del agua, el transporte limpio, la eficiencia energética y los edificios verdes.

Por su parte, los bonos sociales estarán focalizados en la generación de beneficios que impulsen el acceso a servicios esenciales, la inclusión social y la generación y mantenimiento del empleo.

De esta forma, los bonos sostenibles financiarán la combinación de actividades verdes y sociales. Los fondos obtenidos a través de estas emisiones irán destinados íntegramente a financiar o refinanciar, total o parcialmente, préstamos o proyectos existentes, nuevos o futuros.

Banco Sabadell ha seleccionado 10 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que guiarán la elegibilidad tanto de los préstamos como de los proyectos. En concreto, estos 10 Objetivos son: el fin de la pobreza, la salud y el bienestar, la educación de calidad, el agua limpia y el saneamiento, la energía asequible y no contaminante, el trabajo digno y el crecimiento económico, la reducción de las desigualdades, las ciudades y comunidades sostenibles, la producción y el consumo responsable y finalmente, la acción por el clima.

A través de este marco, Banco Sabadell consolida su larga trayectoria en materia de responsabilidad social que ha ido impulsando a lo largo del tiempo distintas iniciativas que han significado, entre otros, algunos hitos como: el lanzamiento del primer Plan de Pensiones ético y solidario en España, la contratación de energía con el 100 % de origen renovable, o la gestión social de la vivienda con un programa pionero de inserción laboral y financiera, además de su adhesión a los Principios de Banca Responsable de las Naciones Unidas como fundador signatario.

Con todo ello y en línea con el propósito que ha venido guiando su actividad desde su fundación en 1881, Banco Sabadell refuerza el compromiso con sus clientes y con la sociedad en general.