Las plantillas de Atención Primaria han protestado esta mañana ante los centros de salud de València para exigir tanto al Gobierno central como a la Conselleria de Sanidad una reforma estructural del sistema sanitario, con especial atención a esa primera línea que denuncian viene sufriendo una sobrecarga de trabajo por las labores asociadas a la covid-19 y que agrava el “déficit estructural” de estas plantillas.

Las movilizaciones, convocadas por los sindicatos CC OO, Csif y Satse, han reivindicado una mayor financiación para la Sanidad Pública a través de los Presupuestos Generales del Estado y de los autonómicos para “abordar el origen del problema”, la escasez de trabajadores y de medios tecnológicos. Así, reclaman que el sistema sanitario reciba un 7,2 % del PIB nacional y que de ese total, un 25 % se destine a la reforma de la Atención Primaria. Según CC OO, estas plantillas necesitarían 7.000 trabajadores más para poder trabajar en condiciones “sin tener en cuenta” la coyuntura provocada por la covid-19.

Según sus denuncias, la pandemia ha añadido más trabajo a estas mermadas plantillas, como el rastreo o el seguimiento de los casos de covid. A esto se suma la denuncia de los pocos recursos tecnológicos de los que disponen, lo que les impide atender por teléfono a todos los pacientes y provoca la “saturación” de los profesionales y la “frustración” de los enfermos.

Malilla reclama un nuevo centro de salud con una concentración en apoyo a la Atención Primaria

Decenas de vecinos del barrio, sanitarios del centro de salud y componentes de diversas entidades cívicas se han dado cita ante el Centro de Salud de Malilla, en la calle Joaquín Benlloch, para reclamar un nuevo centro de salud y para mostrar su apoyo a la Atención Primaria.

Este acto de protesta fue convocado por València Ciudad Saludable, la Asociación de Vecinos de Malilla y Construyendo Malilla.